Publicidad
Incapaces de ganar a nadie a domicilio

Incapaces de ganar a nadie a domicilio

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jesús Coca Aguilera | 21/03/2015 A A
Imprimir
Incapaces de ganar a nadie a domicilio
Balonmano / Liga Asobal Un gol anulado de forma rigurosa a Joao a falta de 10 segundos provoca la derrota de un desastroso Ademar frente al penúltimo, un Aragón que fue casi siempre por delante
Si el penúltimo clasificado te mete 36 goles, poco más hay que decir. Volvió a naufragar el Abanca Ademar en defensa, portería e incluso actitud, y como consecuencia perdió de nuevo a domicilio, donde se muestra incapaz de ganar a nadie.

Seis meses, más de medio año llevan los leoneses sin ganar lejos de León. Desde que el lejanísimo 20 de septiembre vencieran en Gijón, los de Dani Gordo son el rival deseado en su pabellón por cualquier equipo, pues su balance es de un empate y ocho derrotas y ya están a la misma distancia del cuarto clasificado que de los puestos de descenso.

Los leoneses llevan seis meses sin ganar fuera y están ya a la misma distancia del cuarto que del descenso Unos números que hacen que meterse en Europa esté cada vez más complicado y que en ocasiones, como ayer, incluso inviten al sonrojo a su hinchada. Y es que, durante muchos minutos, fueron una caricatura en manos de un equipo situado en puestos de descenso pero superior de principio a fin a los leoneses, que tan sólo fueron por delante en cuatro ocasiones (siempre por un gol), llegaron a perder incluso de cinco goles en la primera mitad y de cuatro mediada la segunda, y aún así llegaron con opciones de triunfo al final, pero acabaron cayendo por la mínima (36-35) con polémica.

Porque, en el último suspiro, los colegiados impidieron de forma muy rigurosa el empate que el Ademar parecía alcanzar cuando parecía tener el partido perdido al ir dos abajo y con balón en posesión de los maños a falta de sólo 80 segundos para el final.

Le podía la presión al Aragón y Ariño perdía el balón, recuperado por un Carrillo que fue con diferencia el mejor de la escuadra ademarista acabando con 11 goles, y que a la contra ponía el que acabaría siendo el resultado final. Porque, pese a que Del Valle cometía falta en ataque dando 30 segundos para la igualada al Ademar, que no tenía tiempos muertos para preparar la jugada, el gol que a falta de 10 segundos Joao Silva anotaba era anulado por pasos.

A falta de 80 segundos el Aragón ganaba de dos y tenía el balón, pero dos pérdidas dieron vida a los leoneses Otra vez derrota por la mínima. Como en Aranda y Guadalajara. De nuevo mala fortuna... que te puede tocar cuando compras tantas papeletas como el Ademar ayer. Sólo tienen siete jugadores de nivel los maños, pero fueron suficientes. Del Valle fue un ‘martillo pilón’ en la primera mitad, Demetrio Lozano dio una lección a sus 40 años, Val fue un coloso en seis metros y Ferrer aportó criterio en la dirección.

No hizo falta más para poner desde el principio tierra de por medio con un Ademar que encadenó pérdidas, errores defensivos, sólo hizo siete paradas en 43 lanzamientos y vio cómo muy pronto el choque estaba cuesta arriba.

No se habían cumplido 10 minutos de juego y los del jugador-entrenador Demetrio Lozano ya iban cinco arriba (8-3). Con más ganas y concentración que los de Dani Gordo, mantenían esa diferencia hasta el 13-8, momento en que aprovechando varias inferioridades consecutivas de los locales, los leoneses ponían la directa para darle la vuelta al choque. A gol por minuto fueron en los últimos 10 minutos, colocándose por delante (17-18) por primera vez en el choque a falta de 55 segundos y llegando con una mínima desventaja al descanso.

Seguía el ritmo loco en la segunda mitad, con los ataques durando apenas 15 o 30 segundos, lanzamientos rápidos y casi siempre claros, y apenas aportación de las porterías. Y en esa lotería, el Aragón volvió a poner tierra de por medio.

Los leoneses sólo fueron por delante en cuatro ocasiones y siempre por un gol, llegando a estar hasta cinco tantos abajo Porque, tras ir gol arriba gol abajo ambos conjuntos en el arranque, en el ecuador los maños lograban un parcial de 4-1 con el que volvían a colocarse cuatro arriba (32-28).

Pero aún quedaba mucho, aunque lo abultado del tanteador hiciera pensar lo contrario. Y a falta de siete minutos, después de dos fallos para ponerse a uno, Mikel colocaba el 34-33, dando paso a un momento clave de partido. La exclusión de Lozano dejaba al Aragón en inferioridad... pero con uno más el Ademar encadenaba error tras error.

Hasta cuatro lanzamientos contra seis fallaron en esa exclusión los leoneses, que se estrellaron contra González y además encajaron un tanto de Ariño, que unido a otro ya en igualdad de Lozano parecían sentenciar la tarea con el 36-33. No volvió a marcar ya elAragón en los tres últimos minutos, pero no lo necesitó. Ése final polémico decidió e hizo morder el polvo, una vez más y ya no es noticia, al Ademar.
Volver arriba
Newsletter