Publicidad
'Hooliganismo' del bueno

'Hooliganismo' del bueno

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Alejandro Cardenal | 09/03/2021 A A
Imprimir
'Hooliganismo' del bueno
Balonmano Por Alejandro Cardenal
Desde que resucité como columnista solo hay una persona que me escribe cada martes para comentar mi opinión semanal. No es mi madre. Tampoco mi pareja. Ni siquiera es aficionado de la Deportiva. Es Daniel Larrosa, amigo desde que caímos juntos en la clase de psicología en primero de Bachiller, 192 centímetros de maño y toneladas de bondad.
Es mi mayor fan, un ‘hooligan’ sin lo de los antecedentes policiales, la falta de cerebro, la actitud violenta y el comportamiento destructivo. Su apoyo es incondicional pero no ciego: «Esta semana no te lo has currado mucho, eh» me soltó un día. Que a ver, uno que convive con una profe de lengua ya sabe que no va a ser el siguiente Juan José Millás, pero aún así viene bien una ‘colleja’ de vez en cuando, un toquecito que no te tumbe y te anime a seguir esforzándote.

Por eso creo que la Deportiva debería agradecerle al Sporting la ‘colleja’ del domingo. Aunque los errores de Mariño y Pedro Díaz sirvieron para rescatar un empate que, siendo honestos, nadie esperaba cuando nada más empezar la segunda parte Pablo ponía el partido tan cuesta arriba, los asturianos, en el cómputo general, fueron superiores.

Sí, al final lo único que cuenta es el resultado y el punto supo a gloria, pero no oculta la ‘injusticia’ a la que ya estamos acostumbrados pero a veces olvidamos: Para soñar con la sexta plaza la Deportiva tiene que hacer 14 partidos de matrícula de honor. Con el sobresaliente no basta. Es lo que tiene nadar entre tiburones, que al ‘pez’ chico le toca «currárselo más». Sobre todo si por el camino se pierden piezas fundamentales como Sielva. Cruzaremos los dedos para que solo sea un susto.

La parte positiva es que después del ‘Angliru’ de las dos últimas semanas, la Ponferradina está más viva que nunca y hasta Bolo, con matices, se atreve a hablar ya de ‘playoff’. También ayuda a ser optimista ver como el Rayo sigue sin ser regular y por detrás ni Girona ni Málaga parecen capaces de meter una marcha más.

Le toca acelerar a la Deportiva. Ganar al Cartagena el viernes sería una pequeña dosis extra de presión para un Rayo que juega justo después y todo un aviso a navegantes: La Ponfe está ahí para quedarse.
Volver arriba
Newsletter