Publicidad
Historia y reivindicación en Peña Morquera

Historia y reivindicación en Peña Morquera

ACTUALIDAD IR

Los miembros de Pro Monumenta visitando Peña Morquera. | CHEMA VICENTE Ampliar imagen Los miembros de Pro Monumenta visitando Peña Morquera. | CHEMA VICENTE
L.N.C. | 05/10/2020 A A
Imprimir
Historia y reivindicación en Peña Morquera
Sociedad Pro Monumenta organizó ‘contra viento y hasta nieve’ una subida hasta Peña Morquera, desde Valdepiélago, para visitar los restos de la guerra civil en el Frente Norte y también mostrar su oposición a los parques eólicos que se pretende instalar en estos parajes naturales
Dieciocho socios de Promonumenta acudieron a la actividad programada para el sábado, una marcha desde Valdepiélago a Peña Morquera para contemplar las instalaciones defensivas que allí existen de lo que fuera el Frente Norte Leonés de la Guerra Civil. El objetivo de la visita era doble, pues también se pretendía estudiar el impacto que en las instalaciones de toda esta zona podrían tener los dos parques eólicos con más de 30 aerogeneradores gigantes, de doscientos metros de altura cada uno, que tiene proyectado instalar la empresa Capital Energy, a los cuales se sumarán tres parques más de las empreas Naturgy y Boreas Technology.

A la visita se sumó también la asociación “La Avecilla”, de La Vecilla, así como personas de otros colectivos, totalizando cerca de un centenar de asistentes. Intervino como guía, a solicitud de Promonumenta, Javier Llamazares González, arqueólogo, director de las excavaciones de las trincheras del Regañon (Babia) y miembro del equipo multidisciplinar Hismecon, de la Universidad de León, que está efectuando un estudio sobre las instalaciones defensivas de la provincia, a solicitud de la Junta.

Tanto los miembros de Promonumenta como los demás asistentes se quedaron asombrados de la magnitud de las defensas de Peña Morquera y del impacto, en este caso visual, que causarán los citados aerogeneradores del parque “Abano” que se instalarán cerca de este punto. Peor será el impacto que el otro parque, “Elanio”, tendrá sobre el conjunto defensivo de Cueto Salón y Pico Muezca, ya que la ubicación de los aerogeneradores y todas las obras auxiliares (caminos para transporte de maquinaria, mantenimiento, líneas eléctricas, etc.) coincidirán con el emplazamiento de las defensas. Para el arqueólogo Javier Llamazares los emplazamientos seleccionados son un despropósito que dará luz verde a la destrucción de un patrimonio tan rico como todavía desconocido pero que está despertando un interés inesperado entre los ciudadanos de a pie y que sin duda contribuirá al desarrollo turístico de la Montaña. Incluso algunos ayuntamientos, esperanzados en ello, como el de San Emiliano, están sufragando con sus escasos recursos las excavaciones.

Pero la afectación de los parques eólicos proyectados no se limitará al patrimonio de la Guerra Civil sino que, de forma muy grave, se entrecruzan e impactan con el Camino Olvidado a Santiago o Camino de la Montaña, en el que los ayuntamientos de la zona están realizando importantes inversiones en señalización, adecuación y promoción, con el apoyo, aquí sí, de Promonumenta. En él se tienen depositadas muchas esperanzas para el desarrollo de las montañas burgalesa, palentina y leonesa, siendo esta zona de la Montaña Central la más rica en medio natural -no se olvide que dispone de dos zonas que la Unesco ha declarado “Reserva de la Biosfera”: Los Argüellos y Alto Bernesga- y en vestigios de la época inicial del Camino, como es la extensa huella dejada por San Froilán, desde su cueva de Valdorria hasta los recuerdos de sus oratorios de Valcésar y valle de Santiago.  Un vecino, al hablar del tema, fue expresivo; «Toda la vida luchando por el pueblo, y ahora, mire, este es el final».
Volver arriba
Newsletter