Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Fondo de armario

Fondo de armario

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 06/02/2020 A A
Imprimir
Fondo de armario
Las divas y los divinos del amarillo hablan de su fondo de armario y mienten, porque lo que tienen no es fondo de armario sino mucha ropa acumulada y cientos de zapatos, de los dos pies, corbatas para enseñar, camisetas sin quitar la etiqueta porque se puso frío cuando la compró y abrigos de piel de zorro para poner más fácil el insulto o el chiste.

Fondo de armario luce quien con dos perchas tiene suficiente para ser muchos personajes diferentes a la vez, porque no solo se quita uno y se pone otro, le da la vuelta, saca los bolsos, te avisa de que le tira la sisa y vuelves a mirar con otros ojos, entra y es diferente cuando sale... y, sobre todo, habla, te cuenta historias de tal manera que según las escuchas tienes la impresión de que lleva un traje adecuado al cuento que recita, por más que te parezca que es el mismo chaleco de hace unos minutos. Ellos crean el mundo cada mañana con dos perchas, son los chamarileros, los feriantes, los viajantes de sueños, los vendedores de nada, los lazarillos de ciegos que ven, los monaguillos de cura sin parroquia... Esos sí que tienen fondo de armario.

Bueno, ellos, y los ministros, presidentes, potestades, autoridades y enviados, que no necesitan ni tan siquiera dos pechas, ni una. Les llega con lo que traen puesto ya que cuando te cuentan lo contrario que hace tan solo unas horas tu estás convencido de que han cambiado de chaqueta.
Volver arriba
Newsletter