Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Fernando Salguero: "A Silván no hace falta animarle"

Fernando Salguero: "A Silván no hace falta animarle"

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Sergio Jorge y Laura Pastoriza | 01/04/2017 A A
Imprimir
Fernando Salguero: "A Silván no hace falta animarle"
El Confesionario Es concejal de Movilidad y Seguridad, pero antes fue el responsable del 1-1-2 en Castilla y León. Es uno de los ediles más cercanos al alcalde y estos días no oculta su pasión por la Semana Santa de la capital
¿De qué pecados se confiesa?
– De muchos, tengo un abanico importante. Hay un defecto que me lleva a algunos pecados, la impaciencia.

¿Cómo ha cambiado su vida desde que es concejal?
– Ha cambiado notablemente, la vida municipal es una vida intensa, de contacto directo con los ciudadanos y de asumir todos los problemas que hay en la ciudad.

¿En Semana Santa se puede vivir igual si se es edil?
– Se puede compaginar perfectamente, la cuestión es distribuirse en función del tiempo. Es una afición, una tradición, una costumbre ya adquirida y se saca tiempo para todo.

¿Qué es lo mejor de la Semana Santa leonesa?
– Lo mejor de la Semana Santa leonesa es la Semana Santa leonesa. Es una época inigualable, para mí la mejor época del año.

¿Y lo peor?
– No voy a decir lo peor, pero sí que hay muchísimo que mejorar, se está trabajando en los últimos años muy intensamente y se puede mejorar muchísimo, aunque hay un nivel muy alto, más de lo que nos pensamos.

Si llama al 1-1-2… ¿le hacen caso aún como a un jefe?
– El 1-1-2 es un servicio impresionante a nivel nacional, el trabajo es extraordinario, atienden a todo el mundo por igual y su efectividad es impresionante.

Al que llamaría, si no estaba con él, sería a Silván el día de esas ‘primarias’ del PP. ¿Qué le dijo para animarle?
– Estaba con él, pegado a él, y no hace falta animarle porque Antonio Silván es precisamente el que anima a todos los demás.

¿Se esperaba la derrota?
– Nunca se espera una derrota, pero la derrota es admitida y es tomada como el principio de otra etapa.

Imagine que León sufre una alarma ambiental como Madrid. ¿A quién prohíbe circular, a los coches pares o impares?
– Lo que tenemos que hacer es luchar, y en el Ayuntamiento ya lo estamos haciendo, para que no se produzca esa situación. Luchar por el medio ambiente y tomar iniciativas que vayan en contra de esa contaminación que puede originar este tipo de situaciones y esto se manifiesta en varias de las medidas que ya están empezando a estar en marcha, como el establecimiento de puntos de carga de vehículos eléctricos o el préstamo de bicicletas. Nos estamos anticipando a posibles problemas que puedan surgir en el futuro.
Volver arriba
Newsletter