Publicidad
Fernando de Arvizu: "En el Campus hemos sabido mantener un ambiente agradable"

Fernando de Arvizu: "En el Campus hemos sabido mantener un ambiente agradable"

ACTUALIDAD IR

Fernando de Arvizu en una imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Fernando de Arvizu en una imagen de archivo. | MAURICIO PEÑA
V.S.V. | 27/10/2019 A A
Imprimir
Fernando de Arvizu: "En el Campus hemos sabido mantener un ambiente agradable"
Universidad El exdecano de Derecho analiza en La Nueva Crónica los 40 años de Universidad de León
Uno de los nombres propios de la Facultad de Derecho de la Universidad de León (ULE) en estas cuatro décadas ha sido el de Fernando de Arvizu y Galarraga. El catedrático en Historia del Derecho suma un sinfín de reconocimientos por su trayectoria académica y a finales de 2020 cumplirá 40 años ejerciendo como profesor en el Campus de Vegazana, lo que le convierte en casi quinto de la 'cumpleañera' ULE.

El también exdecano de Derecho recuerda aquellos primeros años en los que Veterinaria seguía junto a Papalaguinda, Biología se estaba construyendo y el esto del campus era un solar en el que era complicado intuir el actual ajetreo de apuntes y carpetas. "Nosotros, los de Derecho, dábamos las clases en la mitad izquierda de Filosofía y Letras. Había dos facultades en un único edificio", recuerda sobre aquellos inicios de la década de los ochenta.

En los siguientes años, "siendo decano el profesor Otero Lastres", se comenzó la construcción de un centro propio que se terminaría de construir en 1987. «Decidimos hacer un edificio nuevo inspirándonos en la Facultad de Santiago que era la última que se había hecho en España. El primer curso completo allí fue el de 1987/1988», rememora el catedrático de Derecho.

En cuanto a la evolución de la Universidad asegura que han "sabido mantener un ambiente agradable de trabajo". "Es un sitio de trabajo pero también de compañía", manifiesta Fernando de Arvizu.

En el punto álgido de la Facultad de Derecho asegura que hubo más de 2.200 estudiantes pero que "al diversificarse el mapa de titulaciones el porcentaje de alumnos bajó". Las sensaciones de Fernando de Arvizu era que "al principio había más hombres, luego más mujeres y que ahora está igualado». «En estos 40 años lo que sí puedo decir es que los alumnos ahora vienen poco preparados, antes se sabía más historia de España", valora el profesor universitario.

Al respecto de los problemas actuales que puede presentar la ULE, Fernando de Arvizu considera que son comunes a los del resto de universidades españolas: "no se reponen las plazas y hay un envejecimiento de las plantillas". "Con la recesión se empezó a ver que es mucho más barato tener un profesor asociado que un catedrático. Hace siete u ocho años se nos ofreció la posibilidad de jubilarnos a los que llevábamos más de tres décadas de servicio y lo hicieron unos cuantos. Eso era para rejuvenecer esas plazas, se suponía, pero al no haberse sacado se sigue envejeciendo la plantilla", expone el que fuera decano de Derecho.
Volver arriba
Newsletter