Publicidad
Felechas sin fronteras

Felechas sin fronteras

LNC VERANO IR

Ampliar imagen
Alfredo Hurtado | 07/08/2022 A A
Imprimir
Felechas sin fronteras
Tradiciones El Encuentro de Música Tradicional de Felechas acudió una vez más a su cita con el primer fin de semana de agosto, con la extensión a un pase previo por las calles de Boñar, municipio al que pertenece esta pequeña capital de la música tradicional
Música sin fronteras es lo que se pudo disfrutar en el día de ayer por varias calles de Boñar, y todo gracias al Festival de música tradicional que se celebra durante el fin de semana en Felechas. Son ya varios los años que ésta pequeña localidad de la Montaña Leonesa puede presumir de celebrar un festival de música tradicional sin ningún tipo de escenario y equipos de sonido, el sonido es en directo tal y como sale de unos instrumentos dominados por unos artesanos de la música que saben llegar a un público que siente y disfruta este tipo de música. El Ayuntamiento de Boñar como socio colaborador de la Asociación Cultural La Brusenda, organizador de este encuentro musical también quiso disfrutar de la música de estos grupos por varias calles de la localidad en la mañana de ayer, consiguiendo la atención tanto de vecinos como turistas y visitantes.

El espectáculo a continuación se trasladó hasta Felechas y tras la celebración de la eucaristía y una comida de campaña la localidad se volvió a llenar de música hasta bien entrada la noche. Más de 20 agrupaciones musicales participan en este encuentro, llegados principalmente de León y provincia, pero también procedentes de Zamora, Segovia, Álava, Cantabria, Asturias, Pamplona y también de Portugal. Un encuentro de Música Tradicional que sería imposible poner en pie a golpe de talonario, sólo es una realidad en Felechas: a la llamada de la amistad, de la singularidad, de la música, de la generosidad, del compartir, de las calles y las gentes de Felechas, de la música y la poesía, que también se abre paso. Todos los participantes además de vincularse de absolutamente modo altruista son por ello acogidos y hospedados por el pueblo repartidos entre sus vecinos. Para los más jóvenes el Ayuntamiento los tiene alojados en tiendas de campaña, mientras que los mayores fueron repartidos en domicilios particulares.
Volver arriba
Newsletter