Publicidad
Falla

Falla

OPINIóN IR

23/05/2021 A A
Imprimir
Falla
Nos enseñaron que la fractura de la corteza terrestre y el consiguiente deslizamiento de uno de sus bordes es una falla. Cuando una falla está activa el peligro sísmico es considerable y así nos lo explican cuando sucede un movimiento de ese tipo, sea cual sea su grado de intensidad. Y siempre, como poco, despierta inquietud.

Defiendo aquí que en nuestras vidas cotidianas se ha producido, a causa de la pandemia y de sus secuelas, una agitación de esa naturaleza, una auténtica falla, cuyo reacomodo aún está por expresarse del todo. Las vidas perdidas y los dolores sufridos son su primera y más cruel evidencia, pero pocos rasgos del existir escapan de la sacudida. Se han producido grietas en el mundo laboral que serán persistentes; grietas y alejamientos en nuestras relaciones personales; fisuras en el común fluir del ser; incluso hendiduras en el sistema neuronal de los más lúcidos. Nuestra percepción del tiempo, esa magnitud convencional, tampoco se salva del bárbaro vaivén, y entre confinamientos, suspensiones, moratorias, prórrogas y otros procesos diferidos el calendario anda buscándose a sí mismo desesperadamente. Hay quien lo resuelve con suma facilidad: la Iglesia Católica, sin ir más lejos, decide que sea jacobeo también el año 2022, aunque no caiga en domingo el 25 de julio, y las autoridades valencianas trasladan sin empacho sus fallas al mes de septiembre, aunque no alumbre entonces la primavera. A saber qué piensan de todo ello los santos Jacobo y José.

De manera que si estos bailes son posibles por el artículo treinta y tres, cabe preguntarse por qué no servirnos con más razón aún del alboroto habido en nuestra existencia para entrar a saco en esa convención llamada tiempo. Redefinamos la jornada, los horarios, sus husos, las horas punta y las horas valle, el tiempo entre costuras y el tiempo muerto, el dichoso prime time, el tiempo sin tiempo, la máquina de Wells, la apertura, el cierre y la carta de ajuste. Ajustemos en fin la falla en nuestros relojes.
Volver arriba
Newsletter