Publicidad
"Estoy encantado en la Cultural y centrado sólo en ella y en dar siempre lo mejor de mí"

"Estoy encantado en la Cultural y centrado sólo en ella y en dar siempre lo mejor de mí"

DEPORTES IR

Jesús Coca Aguilera | 29/11/2019 A A
Imprimir
"Estoy encantado en la Cultural y centrado sólo en ella y en dar siempre lo mejor de mí"
Fútbol / Segunda División B El lateral boliviano Roberto Carlos analiza en una entrevista cómo ve al equipo, a él mismo, lo que más le ha costado en la adaptación y su futuro en León
Con 20 años es una de las perlas de la selección boliviana, con la que ya jugó la última Copa América, y Aspire le reclutó de la primera división de su país tras pagar 250.000 dólares y le colocó en el proyecto de la Cultural. Es Roberto Carlos, que tras tardar un mes en empezar a tener protagonismo se ha hecho indiscutible en los últimos meses en los esquemas de Aira, y que habla en una entrevista en la Nueva Crónica de lo que se ha encontrado, de cómo ve al equipo y a sí mismo, y de su futuro tan comentado desde su llegada.

–Llevas ya casi tres meses en la Cultural. ¿Es completa ya la adaptación?
–Sí, la verdad es que estoy muy contento y muy a gusto en el club y en León, más aún al estar saliendo bien las cosas, que eso motiva mucho más.

–¿Te costó más de lo que esperabas adaptarte?
–En lo personal no tanto, porque el vestuario está conformado por personas de bien, que son muy humildes y siempre están pendientes de todo, así que por ese lado estuve muy tranquilo. En lo futbolístico sí que me costó coger el ritmo y la intensidad con la que se juega, venía de un fútbol más lento y me costó un poco.

«En lo personal adaptarme no me costó, pero en lo deportivo sí coger la intensidad y el ritmo con el que se juega» –¿Tiene más nivel del que pensabas la Segunda División B?
–Cuando me dicen que tenía la posibilidad de venir aquí me puse a ver partidos e investigar y quedé muy sorprendido, porque veía un ritmo muy alto e intenso, y en lo único que pensaba era en venir ya y en tratar de empezar a entrenar y jugar.

–¿El club en sí qué impresión te ha causado?
–La verdad es que el club es muy lindo, tiene muy buenas instalaciones, todas las personas que trabajan en él son muy respetuosas y siempre están pendientes de uno... No sé si ha superado lo que pensaba, pero estoy encantado.

–Durante el primer mes te costó entrar en los esquemas de Aira. ¿Qué pasaba por tu cabeza al irte de tu país por primera vez y no conseguir tener protagonismo?
–La verdad es que estaba muy tranquilo, al final uno entrena para uno mismo y para estar preparado cuando le toque. Sabía que la oportunidad iba a llegar y cuando lo hizo traté de hacerlo de la mejor manera.

«Estoy muy contento con mi rendimiento, pero pienso que un jugador no tiene límites y que puedo rendir mejor» –Una vez que entraste has conseguido hacerte fijo. ¿Estás contento con tu rendimiento hasta ahora?
–Sí, estoy muy contento y muy tranquilo, por encima de todo porque en lo grupal estamos haciendo las cosas bien y eso se ve reflejado en la cancha.

–¿Hemos visto ya a nivel individual la mejor versión de Roberto Carlos o todavía nos queda por verla?
–Yo trabajo para dar lo mejor y pienso que cada jugador no tiene límites, mientras más se esfuerce y entrene mejor va a rendir, así que a eso apunto siempre.

–¿En qué crees que debes mejorar más a corto plazo?
–Tanto a nivel defensivo, como en lo táctico y lo ofensivo. El puesto de lateral implica esas tres cosas, debes estar en las tres fases del partido y a partir de ahí mejorar y siempre estar a punto para lo que pueda venir.

«Aira me dice que lo primero es defender y que las opciones de atacar van a llegar, que no me apresure a subir mucho» –Te hemos visto incorporarte con mucho peligro al ataque, ¿Aira te da libertad para subir o directamente te lo pide?
–Siempre me dice que lo primero es defender y que a partir de ahí las opciones de atacar van a llegar, que no me apresure a subir mucho que eso se da conforme al partido.

–¿Qué tal con el míster? ¿Cómo habéis cuajado?
–Muy bien, es muy buena persona, siempre está hablando y tratando de ayudarte en todo lo que él puede ver. Cada persona tiene un punto de vista diferente y siempre es bueno escuchar a personas como él, pero también a los compañeros del vestuario que son muy experimentados.

–Llevas ya tres penaltis forzados, ¿te había pasado de forma habitual en tu carrera esa circunstancia?
–La verdad es que no, creo que sólo me habían hecho uno o dos en todos los partidos que jugué en Bolivia. Ahora van tres casi seguidos, pero es parte del juego, estamos expuestos a eso, también lo puedo cometer yo.

«Más que como competencia, veo en Castañeda alguien de quien puedo sacar y aprender mucho. Es muy buen jugador» –¿Tirarlos los tiras? Porque tenéis un pequeño problema con eso...
–(Risas). Eso son decisiones que cada uno toma dentro de la cancha y a la hora de patear. Quienes lo tiraron tomaron esa responsabilidad y seguro que si la vuelven a tener lo meterán.

–En tu puesto estaba jugando Julen Castañeda, que tiene mucha experiencia en la categoría. ¿Cómo le ves a él y la competencia en el lateral?
–Cuando iba a venir ya miré que Julen era un muy buen jugador y que venía de estar en equipos de Segunda, y desde que llegué, más que como competencia, le veo como alguien de quien puedo sacar y aprender mucho.Siempre estoy abierto a eso y trato de ver qué es lo que hace, cómo se comporta y demás, porque siempre hay que intentar sacar lo mejor de cada persona.

–¿Quién es el compañero que más te ha sorprendido?
–No podría decir nombres, porque antes de venir no esperaba cosas de los demás. Trato siempre de conocer a las personas antes de juzgarlas, pero desde luego todos son muy amables y el vestuario va muy bien.

«La preocupación por mi familia y lo que pasaba en Bolivia estaba presente,  pero debía ser fuerte mentalmente» –Está claro que el objetivo es el ascenso. Por lo visto hasta el momento ¿eres optimista sobre conseguirlo?
–Trabajamos día a día para llegar al fin de semana y dar lo mejor en el siguiente partido. Habrá alguno como el del Calahorra en el que lo damos todo y debemos vencer pero nos vamos con las manos vacías, y otros que no nos merecemos mucho y terminamos ganando. Esto es así, pero tratamos de pensar en el domingo sin mirar la clasificación porque aún queda mucho y en dos o tres fechas puede cambiar todo.

–¿Por qué hay tanta diferencia entre la Cultural que arrasa en casa y la que sufre a domicilio?
–No creo que fuera de casa nos esté costando. Hemos hecho buenos partidos, salimos a jugar de igual a igual con todos, manejamos el partido en muchas ocasiones y estamos bien, sacamos muchos puntos. En casa obviamente tenemos la presión de que somos locales y debemos hacernos respetar, pero estamos muy tranquilos sobre el rendimiento a domicilio porque estamos haciendo las cosas bien.

«Mis declaraciones sobre salir fueron una confusión con los calendarios.Allí hay Apertura y Clausura, hablé de campañas» –Hablas de que todo se decide al final, ¿con Roberto Carlos aquí para buscar el ascenso en el momento decisivo?
–La verdad es que estoy muy a gusto, muy contento y tranquilo, pero nosotros no controlamos nuestro destino, yo u otro compañero podemos salir en el mercado de invierno, estamos expuestos a eso y lo único que yo puedo hacer es ofrecer todo lo que pueda. Las cosas llegarán por sí solas.

–Pero más allá de decisiones externas, ¿tú sí que querrías quedarte hasta final de temporada? ¿No forzarías una salida si te preguntaran?
–No, las cosas llegan y las decisiones las tomarán también los clubes, yo estoy centrado sólo en la Cultural y en trabajar todos los días para dar lo mejor de mí mismo en cada partido.

–En la afición no sentaron muy bien las declaraciones tras tu fichaje, en las que parecía que considerabas un equipo de paso a la Cultural. ¿Te llegó? ¿Crees que fueron un error?
–Fue una confusión que hubo por los calendarios, porque allá jugamos dos campeonatos, Apertura y Clausura, y uno acaba en invierno, yo hablaba de temporadas, así que por ese lado yo tengo la conciencia muy tranquila. Desde que llegué estoy muy contento con cómo me trata la afición e intento responderles dentro de la cancha.

«Vi mucho por internet de la Cultural al fichar y sabía que las exigencias iban a ser muy altas y debía exigirme al máximo» –No es fácil cambiar una corriente inicial y no sé si notas que con la afición de la Cultural ha pasado...
–El que te apoye la hinchada hace mucho y dan el empujón aunque no tengas un buen día. Sólo puedo tener palabras de elogio y agradecimiento.

–¿Para ti también cambió el punto de vista sobre la Cultural al conocerla?
–Por internet vi mucho, así que venía sabiendo que las exigencias eran muy altas y yo debía exigirme al máximo y cada día un poco más. Ahora estoy muy contento y tranquilo al ver que las cosas están saliendo bien y que todo va de maravilla.

–¿Y la ciudad qué te parece?
–Es muy linda, se vive muy bien y es muy acogedora, eso ayuda y se acaba viendo reflejado en los entrenamientos. Con los compañeros ya he salido a ir conociendo cada vez más sitios.

–¿Qué mensaje mandarías a la afición?
–Que lo único que podemos prometer es dar el 100% y hacer lo mejor cada día. Todos estamos con las mismas ganas e ilusión de sacar esto adelante.

–Se han vivido unas semanas complicadas en Bolivia, ¿te ha afectado mentalmente estando a tantos  kilómetros de distancia?
–La preocupación estaba ahí, era duro saber que mi familia estaba allí con problemas y que las cosas solucionarse y estar como ahora, que está todo más tranquilo, o haber empeorado. La mente debe ser fuerte, saber diferenciar, meterte de lleno en los partidos y luego ya pensar en lo que hay fuera.
Volver arriba
Newsletter