Publicidad
Esperando a la fase de ascenso

Esperando a la fase de ascenso

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 07/05/2020 A A
Imprimir
Esperando a la fase de ascenso
Dicen que el perro decidió hacerse «el mejor amigo del hombre» para así evitarse el complicado trago de tratar de entenderlo.

Ante los variables comportamientos humanos, en los que es fácil que viajen de la caricia a la patada, el perro tomó esta sabia decisión y así cuando le exigen explicaciones de por qué aguanta tales comportamientos tiene un argumento incuestionable a la hora de explicarlo: «Soy su mejor amigo».

Y el buen amigo no pide explicaciones de nada. Se entrega. Y punto.

De no ser así ¿cómo podría no echarle humo la cabeza de los perros ante los vaivenes de estas últimas semanas?, ¿qué explicación encontraría a que cada mañana cambiaba varias veces de dueño de su cadena cuando siempre había sido uno solo el encargado de pasearlo?, ¿porqué a los guardias municipales les ha entrado una irrefrenable manía de pedirle los papeles una y otra vez cuando habían pasado años sin que nadie le preguntara con quién iba y cuánto tiempo pensaba tardar en regresar?

Tal vez por ello ahora mira con recelo hacia la calle y el futuro. Su vida depende de nuevas leyes, de si pasamos a la fase de ascenso, de si quedamos en la división que estamos... ¿Acaso soy yo la Cultural? se pregunta.

¿Y si probamos a que el hombre también sea el mejor amigo del perro?
Volver arriba
Newsletter