Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El TUP pasará a gestión directa en un máximo de tres años

El TUP pasará a gestión directa en un máximo de tres años

ACTUALIDAD IR

Olegario Ramón y su concejal de Movilidad, Antonio Cartón, dando a conocer la decisión sobre el TUP. | M.I. Ampliar imagen Olegario Ramón y su concejal de Movilidad, Antonio Cartón, dando a conocer la decisión sobre el TUP. | M.I.
Mar Iglesias | 13/11/2019 A A
Imprimir
El TUP pasará a gestión directa en un máximo de tres años
Municipal Ya en el segundo semestre de 2020 pasará a un contrato puente de más de tres millones anuales para prepararse para la municipalización
El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón reconoció un trabajo intenso durante meses para concertar una fórmula de gestión para el Transporte Urbano de Ponferrada,TUP, que pasará, tras contar con la aprobación de la comisión especial encargada del mismo, a salir a licitación para realizar un contrato de prestación de servicios a terceros de dos años más uno y durante ese tiempo, prepararse para asumir la gestión directa. En ese tiempo, según anunció Ramón, se realizará un plan de reestructuración interna para irse preparando para esa gestión directa que, de inicio, debe excluirse porque los técnicos, según argumenta el regidor, han elegido esa forma "por falta de experiencia en esa gestión, de un sector muy específico".

Con 8 votos a favor y 2 abstenciones - las de USE y PP-, salió adelante esta decisión el la comisión mixta en la que Ramón destacó que todos los técnicos han votado a favor. En estos años de contrato se adecuarán las plantilla, se crearán los órganos de gestión, se realizarán inversiones y se solucionará la situación actual de relación sin contrato.

En las cuentas, Ramón asegura que el informe técnico dice que la gestión directa es mucho más barata "tendría un coste de 2.540.886 euros al año y el contrato 3.099.337 euros", por eso la gestión directa, aunque ahora no pueda iniciarse "no es voluntad del equipo de gobierno agotar el tercer año de prórroga", del nuevo contrato.

El coste de la flota de autobuses siempre correrá a cargo del Ayuntamiento, que ya ha anunciado que en este y en el próximo año se incrementará la flota con dos vehículos y el número de trabajadores, que serán subrogados en su totalidad, se mantendrá en los 30 actuales, con los que consideran que el servicio funciona. Tampoco se valoran cambios notables en las líneas actuales.

Esa decisión se lleva ahora a dictamen de la comisión informativa, fijada para el 26 de noviembre, y después a aprobación del pleno ordinario del 29 de noviembre. Una vez aprobada en pleno se elaborará y se licitará de inmediato. Ramón maneja que en el segundo semestre de 2020 "habremos superado esa situación de alegalidad que se sufre desde 2012 con tres equipos de gobierno que han pasado".

El sistema de transporte público en Ponferrada se realiza mediante concesión con contrato desde los años setenta, pero el contrato venció el 15 de marzo de 2012 "y desde entonces la situación es de alegalidad". Desde enero de 2019 hay un acuerdo plenario por el que se apremia a la empresa a que continúe por razones de interés general y se decide abonar los servicios prestados. Pero no se cubre el servicio con las tarifas de los usuarios, sino que el Ayuntamiento ha venido asumiendo os déficit de explotación de la empresa, con facturas de calado, la última de 1,3 millones de euros.

Desde el grupo municipal del PP, Marco Morala, integrante de la comisión especial asegura que el acuerdo “garantiza mantener la actual situación de alegalidad durante el 2019 y seis meses del 2020. También garantiza dos reconocimientos extrajudiciales de crédito por 2019 y 2020. Pero no garantiza gestión directa municipal, que dependerá de análisis y resultados obtenidos durante el segundo período transitorio”.  Destaca la exigencia de la Tesorería municipal en su informe de que “en materia de personal deberán adoptarse las medidas necesarias para que no se utilice el periodo transitorio para mejorar las condiciones del personal por encima de las del Ayuntamiento en el que luego se integrarán”.
Volver arriba
Newsletter