Publicidad
El tiempo hace bueno a Óscar Cano

El tiempo hace bueno a Óscar Cano

OPINIóN IR

19/02/2021 A A
Imprimir
El tiempo hace bueno a Óscar Cano
Probablemente la persona que más ‘palos’ recibió en la Cultural el año del descenso fue el director deportivo Óscar Cano. Venían los leoneses de la mágica plantilla del ascenso que había montado Olabe y, en el cambio, al que el año pasado como entrenador subiera a Segunda al Castellón le cayó por todos los lados (me incluyo entre los críticos) por la confección de un equipo que tuvo como gran condena el tener sólo un delantero y varios fracasos sonados.

Pero, más allá de lo que no dejaron de ser anécdotas por su escasa participación, como Ideguchi, Bouy o Yelko Pino, el tiempo ha hecho bueno el trabajo de Cano y el equipo que conformó en León.

Viendo cómo el Mirandés, equipo revelación de Segunda que hoy visita a la Ponferradina y que está a cuatro puntos del ‘playoff’ de ascenso, lamentaba la posible baja por lesión de uno de sus jugadores clave y más destacados esta campaña, que no dejaba de ser otro que el lateral zurdo Javi Jimenez que estaba en aquella Cultural, me dio por echar a un vistazo a ese equipo que perdió la categoría... y sus trayectorias posteriores no llevan a engaño.

Obviamente el nombre más llamativo es el de Emi Buendía, que subió a la Premier League al año siguiente siendo el más destacado de su equipo y por quien se rumoreó en este mercado invernal que el Arsenal podría pagar 40 millones.

Pero es que hay otros dos integrantes que son titulares indiscutibles este año en Primera División: David García con el Osasuna e Iza Carcelén con el Cádiz con el que subió el año pasado. Otros dos ascendieron a Primera el año siguiente: un Rodri que ha seguido metiendo goles donde ha estado e hizo cinco en el ascenso del Granada, y un Aridai que hizo siete en el del Mallorca. Salvador es protagonista en el Fuenlabrada que está siempre en la zona alta, Bastos jugó más de 60 partidos luego en Segunda... Su gran apuesta, que no salió in extremis y condicionó la confección, era traer a Borja Iglesias del Celta B, que ya sabemos qué carrera tuvo luego.

Es verdad que lo de la portería con Jesús fue un error, uno de esos que en esa posición vienen siendo habituales en León, igual que lo de Toni Villa... aunque ahí hay que mirar más al entrenador. Pero la verdad es que, en general, igual en su momento no fuimos justos...
Volver arriba
Newsletter