Publicidad
El soterramiento ya ve la luz

El soterramiento ya ve la luz

ACTUALIDAD IR

Las lucernarias del cajón ferroviario dan color al Paseo del Ferrocarril. | L.N.C. Ampliar imagen Las lucernarias del cajón ferroviario dan color al Paseo del Ferrocarril. | L.N.C.
Alfonso Martínez | 24/10/2020 A A
Imprimir
El soterramiento ya ve la luz
Infraestructuras La obra civil está solo a falta de los últimos remates y las pruebas se inician a finales de año, aunque no hay fecha de puesta en servicio
Han pasado más de tres años desde el inicio de las obras y el soterramiento de la línea del AVE a su paso por la ciudad de León ya ve la luz al final del túnel. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) da por «prácticamente terminada», la obra civil de la integración, que estaría únicamente a falta de los últimos remates. Además, está previsto que durante los próximos días se ponga en servicio el nuevo aparcamiento de la estación de trenes y su vial de acceso, además de las oficinas de alquiler de coches.

Sin embargo, la finalización de la obra civil del soterramiento del AVE no significa que se vaya a eliminar ya el fondo de saco de la estación. En este sentido, la puesta en servicio del nuevo tramo estará condicionada el primer lugar por el montaje del tramo de vía que enlace la capital leonesa con la bifurcación hacia Galicia y a la conclusión de las obras de electrificación e instalaciones de la zona soterrada. No obstante, fuentes de Adif estiman que el proceso de pruebas de circulación podría comenzar a finales de este año. En segundo lugar, la fecha de puesta en servicio del soterramiento estaría condicionada por los resultados de las citadas pruebas y de la aprobación del expediente por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF).

A la espera de que se completen estos trámites, la finalización de la obra representa un buen momento para hacer historia de un proyecto muy esperado. Después de la supresión del paso a nivel y la apertura de la estación provisional –ahora ampliada para pasar a ser definitiva– en el año 2011, el proyecto inicial del soterramiento –elaborado por el Gobierno de Zapatero y que era más ambicioso, ya que llegaba hasta el CRE de San Andrés– se descartó debido a la crisis, puesto que las obras se iban a financiar con la venta del suelo liberado para la construcción de viviendas. Fue en 2015 cuando se impulsó el nuevo proyecto por parte de Ana Pastor como ministra de Fomento y tras un acuerdo con el entonces alcalde de León, Antonio Silván.

Fue el día cuatro de septiembre de 2017 cuando se cortó al tráfico la avenida de Palencia de la capital leonesa con el objetivo de comenzar la ejecución del soterramiento con los muros pantalla y la losa que han configurado el cajón ferroviario subterráneo por el que circulará el AVE para evitar el actual fondo de saco de la estación, que genera retrasos de hasta 20 minutos para los viajeros de Asturias.

Los primeros plazos hablaban de finales de 2018, por lo que finalmente la obra se ha demorado casi dos años. Las obras se habían adjudicado el 1 de abril de 2016. Copasa se encargaría de los trabajos por un importe de 24,8 millones de euros, lo que suponía una baja 50,5%, puesto que el importe de licitación del contrato había sido de 50,18 millones. En octubre de ese año dieron comienzo las actuaciones previas y la las tareas de reposición de servicios afectados por las obras (cableados y tuberías de luz, agua y teléfono).

La demora de las obras ha supuesto también un incremento de los costes del proyecto del soterramiento. Concretamente, la planificación inicial del proyecto se vio afectada principalmente por dos motivos, la aparición de servicios afectados no previstos y la ampliación del alcance de la actuación con unidades de obra nuevas y modificación de los sistemas constructivos. En este sentido, el proyecto ha sufrido dos modificaciones por de 1.787.530,96 euros y 687.223,21 euros. Es por eso que el sobrecoste de las obras se sitúa en casi 2,5 millones de euros.

Actuaciones complementarias


Cabe recordar que, a mayores del contrato principal para acometer la obra civil y el montaje de vía e instalaciones del soterramiento, se han adjudicado durante estos años actuaciones paralelas y fundamentales para el proyecto de integración. Está en primer lugar el contrato de 3,9 millones de euros para acometer actuaciones complementarias en la obra del soterramiento. Es el caso del desmontaje y demolición de las antiguas instalaciones (andenes y marquesinas) destinadas al transporte de mercancías. Se incluía además la construcción de un colector de recogida de las aguas procedentes de bajantes de la marquesina de la estación histórica –restaurada en el marco de la obra del soterramiento– y del paseo peatonal que cubre el cajón ferroviario, que enlaza la avenida de Palencia con Doctor Fleming y en el que destacan las enormes y circulares lucernarias de colores. Se llamará Paseo del Ferrocarril a propuesta de la asociación cultural Reino de León.

Otras actuaciones fueron el muro de la parte trasera de las casas de la calle Astorga, cuyos patios dan al paseo, el revestimiento de los muros del soterramiento en los andenes (con dibujos de los monumentos de León), la pavimentación del paso los Quebrantos y la integración del espacio generado tras la demolición de la antigua estafeta de Correos, que en su última etapa fue una pizzería.

Hay a mayores otros dos contratos relacionados con la integración del AVE en la ciudad de León. Uno de ellos tiene un importe de 2,3 millones de euros y está destinado a la instalación de la línea aérea de contacto (catenaria) en el trazado del soterramiento. El segundo supone una inversión de 14 millones de euros en dos actuaciones, el montaje de vía en el tramo que da continuidad al soterramiento hacia la zona norte (el presupuesto es de 5,4 millones de euros) y las instalaciones de señalización y telecomunicaciones en todo el tramo de la integración del AVE a su paso por la capital leonesa.

Este amplio abanico de actuaciones acometidas desde abril de 2016 por parte de Adif deja el coste total del proyecto del soterramiento en 47,5 millones de euros.
Volver arriba
Newsletter