Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

El nuevo vaso del CTR garantiza el servicio a la provincia durante los próximos 15 años

ACTUALIDADIR

Juan Carlos Suárez Quiñones, Guillermo García y Juan Martínez Majo, durante la visita al CTR de San Román. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Juan Carlos Suárez Quiñones, Guillermo García y Juan Martínez Majo, durante la visita al CTR de San Román. | SAÚL ARÉN
Patricia Ferrero | 11/07/2018 A A
Imprimir
El nuevo vaso del CTR garantiza el servicio a la provincia durante los próximos 15 años
Medio ambiente La inversión asciende a 5,6 millones de euros, tiene capacidad para 2,2 millones de toneladas en total y se prevé que cada año se depositen 150.000
El nuevo vaso del Centro de Tratamiento de Residuos de San Román de la Vega (CTR) ya está en funcionamiento y con ello se «garantiza» el servicio de residuos de la provincia 15 años más. Así lo manifestó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que visitó este miércoles las instalaciones valorando la «extraordinaria rapidez con la que se ha ejecutado esta obra», que ha tenido un coste de 5,6 millones de euros –incluyendo todo el proceso de sellado...– de los cuáles el 30% ha sido financiado por la Junta de Castilla y León, a fondo perdido, y el resto, que se pagará a lo largo de la vida útil del vaso, lo asume el Consorcio Provincial de Residuos, Gersul, encargado de la gestión de las instalaciones de San Román.

«El objetivo era dotar a nuestra provincia de un nuevo vaso de residuos, porque el que teníamos estaba prácticamente colmatado, por eso se tuvo que acometer una obra rápida. Aquí se produce la clasificación y reciclado de los residuos, pero algunos no se pueden reciclar y hay que echarlos a un vaso de rechazos. Es un servicio esencial y de calidad de vida para la provincia», manifestó el consejero.

El nuevo vaso, cuyo proceso será gestionado por Somacyl, tiene una capacidad de 2,2 millones de toneladas y su vida útil rondará los 15 años teniendo en cuenta que cada año se depositan unas 150.000 toneladas. Tiene en torno a 86.100 metros cuadrados de extensión, una superficie, según Suárez-Quiñones, «muy relevante», dividida en cuatro celdas que se irán cerrando, una a una, a medida que se vayan ocupando. En lo que respecta al volumen de lixiviados, se prevé producir 65.000 metros cúbicos y para su drenaje y canalización se han colocado más de 11.000 metros de tuberías.

La superficie se divide en cuatro celdas que se irán cerrando a medida que se vayan ocupando
«La provincia queda tranquila estos 15 años sabiendo que el sistema de recogida de residuos queda garantizado, un sistema en el que la Junta ha invertido en total, en las distintas infraestructuras de las que se dota el CTR, 56,6 millones de euros».

Para Suárez-Quiñones se trata de un ejercicio de «responsabilidad» de las instituciones, remarcando, durante su intervención, que «prueba de ello es el último convenio firmado con la Diputación para cerrar 321 escombreras que hay abiertas, con 12 millones de euros, de los cuáles la mayoría lo pone la Diputación. Con este programa dejaríamos cerrados en el año 2019 esas escombreras para poder decir que la provincia tiene un sistema de residuos de calidad».

El presidente de la Diputación de León, por su parte, enfatizó en que la problemática se ha solucionado en tres años, un tiempo récord. «En 2015 uno de los mayores problemas que había en León era que no había donde depositar los residuos, y tres años después hemos podido dar con una solución. Es una solución real a problemas reales, tal vez poco visibles, pero muy importante», insistió. El presidente del Consorcio también incidió en que el «problema era acuciante».

Se prevé producir 65.000 metros cúbicos de lixiviados, para lo que se han colocado 11.000 metros de tuberías
El nuevo vaso lleva aproximadamente un mes en funcionamiento y en este tiempo puede haber albergado ya unas 12.000 toneladas, teniendo en cuenta las que se vierten a lo largo de un año.

En lo que concierne al vaso anterior, proyectado en un principio para 20 años, aunque su vida útil ha finalizado en casi la mitad de tiempo, el consejero y el representante de Gersul explicaron que «está prácticamente sellado y se garantizará que se cumpla toda la normativa y sea una garantía para la provincia de León».
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle