Publicidad
El lobo es un lobo para la ganadería

El lobo es un lobo para la ganadería

ACTUALIDAD IR

El pasado año se registraron 192 ataques en la provincia, con 326 cabezas de ganado muerto. | ABC Ampliar imagen El pasado año se registraron 192 ataques en la provincia, con 326 cabezas de ganado muerto. | ABC
T.Giganto | 02/11/2017 A A
Imprimir
El lobo es un lobo para la ganadería
Campo Los ganaderos del norte de León tienen "miedo" a los lobos que atacan "día sí y día también" sus explotaciones
La convivencia entre lobos y ganado parece imposible. Los ganaderos lamentan los ataques de estos animales a sus cabañas, sobre todo en el norte de la provincia de León, donde algunos aseguran tener «miedo». A pesar de que van acompañados por mastines y de los múltiples vallados que algunos colocan, eludir a este astuto cánido parece misión imposible. Lo cierto es que durante 2016 y según los datos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, los ataques disminuyeron en un 18 por ciento con respecto a años anteriores.

«Hay una plaga de lobos, se han multiplicado, son los más fuertes del monte y la ley les protege», comenta un vecino de la zona de Boca de Huérgano, donde es frecuente que el ganado bovino aparezca degollado, como fue el caso reciente de una ternera. «Antes no había ni la mitad», afirma. Y este no es el único ataque que han presenciado en las últimas semanas en esta zona, donde algunos vecinos han avistado en el monte venadas de las que solo quedaba la cabeza y la cornamenta tras haber sido devoradas por el conocido como ‘canis lupus signatus’.

En León hay cupo para matar lobos en 9 comarcas durante esta temporada cinegética 2017-2018 Lo cierto es que no hay semana en la que no se denuncie algún ataque, lo que pone en jaque a los ganaderos que piden más protección frente al lobo. A nivel de Castilla y León, los sindicatos salen en defensa de los ganaderos, como fue el caso este martes de UPA-Coag que denunció en Palencia el ataque del lobo a una explotación de ovino de Guardo. «Esto demuestra el gravísimo problema que tiene nuestra provincia debido a la presencia «incontrolada de manadas de lobos que acosan y matan al ganado extensivo, y destrozan las economías de los ganaderos», explicaban desde esta opa a través de un comunicado de prensa. La Alianza UPA-Coag de Palencia advirtió también que se está produciendo una cría desmesurada de ejemplares de lobos por toda la provincia palentina pero también en el  resto de región, lo que está propiciando, según los datos oficiales de la Administración que haya más de 2.500 ejemplares distribuidos por lacomunidad autónoma.

Tras la visita de días atrás de los técnicos de la Unión Europea para conocer la realidad del lobo en Castilla y León, la organización volvió a advertir que «si no hay un adecuado control y gestión por parte del Gobierno regional, el número de ejemplares seguirá incrementándose de forma desproporcionada en los próximos meses provocando pérdidas aún mayores de las que lleva ocasionando ya desde hace años». Finalmente, la Alianza exigió medidas urgentes porque «la situación empieza a ser insostenible en la ganadería extensiva, y si no llegan soluciones firmes y valientes de inmediato no habrá futuro alguno para este método de producción ganadera vinculado a la calidad y al asentamiento de población en el medio rural».  

Mesa del Lobo


Llegar al equilibrio entre la pervivencia del lobo y su conservación con la práctica de la actividad ganadera no es tarea fácil. Para conseguirlo se ha formado la Mesa del Lobo, enmarcada dentro del Plan de Conservación del Lobo que se encarga del asesoramiento técnico-científico. Esta mesa pretende ser un órgano de participación social en el que se de voz a los distintos intereses de cada una de las partes y se debatan todos los decisiones a tomar. Según detalla el informe presentado en este órgano, en el año reproductor 2016 se han registrado los siguientes datos: 502 avistamientos, 76 capturas fotográficas (fototrampeo), 19 escuchas de aullidos, 649 indicios (excrementos, rascaduras y rastros de huellas, restos de alimentación de presas silvestres…).

El pasado año en León se registraron 192 ataques de lobo al ganado, una cifra que se saldó con 326 cabezas de ganado muerto como consecuencia.

Caza de lobos


Los ataques de lobos a la ganadería son más frecuentes al sur del río Duero, pero al norte su presencia es importante como así reivindican los ganaderos. Desde la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente fijan cada año el cupo de lobos que se puede cazar en cada zona. De este modo en la zona norte de la cuenca del Duero durante la temporada cinegética 2017-2018 habrá autorización para cazar 141 cánidos, dos menos que en la aprobación de la anterior temporada. Medio Ambiente argumentó que una vez realizado el balance de capturas de la temporada cinegética 2016-2017 comprobó que en la comarca de La Montaña de Luna, en León, se sobrepasó el cupo establecido para la misma sin que exista la posibilidad de compensación inter-comarcal. En esta comarca se abatieron tres lobos más de los contemplados, esto es, se han cazado siete frente a los 4 asignados. Uno de los ejemplares cazados por encima de los asignados «puede considerarse que quedaría compensado por falta de aprovechamiento de cupo en las comarcas contiguas». Sin embargo, los otros dos ejemplares excedidos obligan a reducir el cupo correspondiente a esta comarca en esta cuantía para la temporada cinegética 2017-2018. A pesar de este hecho producido en la Montaña de Luna, el grado de ejecución de cupos durante la temporada 2016-2017 para la provincia de León ha sido del 47 por ciento, mientras que para la totalidad de los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León fue del 64 por ciento.

En León la caza del lobo se puede llevar a cabo en 9 comarcas y es la provincia con mayor cupo puesto que la resolución permite abatir hasta 51 ejemplares esta temporada, 17 de ellos en Mampodre y Riaño y cinco más en los cotos de la considerada Montaña riañesa. Otros seis en Ancares y otros tantos en Astorga y La Bañeza; cuatro en las comarcas de La Cabrera, El Bierzo y Tierras de León. Por último, tres lobos en El Páramo, Esla-Campos y Sahagún, y dos en la Montaña de Luna.

¿Y si ataca el lobo?


Para ello la Junta de Castilla y León ha dispuesto ayudas con las que compensar al ganadero por los ataques del lobo. Las cuantías máximas que podrán concederse por siniestro son, para el ganado vacuno, 770; para el ovino y caprino, 300; y para el equino, 440 euros. Para poder ser beneficiarios de estas ayudas es necesario que el ganadero tuviera o tenga vigentes, en el momento de producirse el daño, las pólizas correspondientes y que se encuentren al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social, no teniendo impagada deuda vencida por ningún concepto con la comunidad de Castilla y León.
Volver arriba
Newsletter