Publicidad
"El libro es un complemento de todo lo escrito hasta la fecha"

"El libro es un complemento de todo lo escrito hasta la fecha"

CULTURAS IR

Joaquín Alonso y Dionisio Domínguez durante la presentación del libro sobre alfarería tradicional en la provincia de León, ayer en el edificio Botines. | L.N.C. Ampliar imagen Joaquín Alonso y Dionisio Domínguez durante la presentación del libro sobre alfarería tradicional en la provincia de León, ayer en el edificio Botines. | L.N.C.
Joaquín Revuelta | 23/01/2015 A A
Imprimir
"El libro es un complemento de todo lo escrito hasta la fecha"
Literatura El etnógrafo Joaquín Alonso es autor de ‘Alfarería tradicional en la provincia de León’, que ha editado la Fundación MonteLeón
La Fundación MonteLeón presentó en el edificio Botines el sexto libro de su colección de Etnografía titulado ‘Alfarería tradicional en la provincia de León’, del que es autor Joaquín Alonso, que ha llevado a cabo un trabajo de investigación serio y riguroso sobre la alfarería leonesa desde el siglo XVII hasta la actualidad, con una profusión espectacular de fotografías de alta calidad realizadas por Santiago Santos (Imagen Mas). El autor, que estuvo acompañado en la presentación por el gerente de la Fundación MonteLeón, Dionisio Domínguez, realiza un análisis histórico del tema y se centra principalmente en la alfarería de Jiménez de Jamuz, donde destaca un detallado análisis de los procesos de elaboración, tipologías de la alfarería, organización gremial, comercio...

El libro, de gran formato y perfecta impresión, ya está a la venta en la Librería Universitaria al precio de 20 euros.

Durante el acto de presentación a los medios de ‘Alfarería tradicional en la provincia de León’, Dionisio Domínguez explicó que la edición de la colección de Etnografía de la Fundación MonteLeón representa "una apuesta firme y un esfuerzo económico muy importante para que las generaciones futuras conozcan los orígenes productivos, arquitectónicos, etc, de la provincia de León". Ese esfuerzo se ha visto materializado en la publicación de libros como ‘Los molinos de la Cabrera leonesa’, de María Jesús Temiño; ‘La cultura del vino en El Bierzo’, de Joaquín Alonso, José Antonio Balboa y Eloy Algorri; ‘Hórreos leoneses’, de Eloy Algorri y Enrique Luelmo; ‘La desconocida Semana Santa de la provincia de León’, de Héctor-Luis Suárez Pérez, y ‘La casa con cubierta de paja’, de Joaquín Alonso, siendo estos dos últimos reconocidos por parte de la Diputación Provincial de León.

"La colección pretende que  las generaciones futuras conozcan los orígenes  productivos de la provincia"El autor de la publicación, Joaquín Alonso, comenzó su intervención asegurando que su trabajo consiste en recoger todos aquellos aspectos que le son posibles de la cultura tradicional. "Por eso, esa continuidad en la publicación de distintos temas, donde últimamente he tenido la suerte de que sea la Fundación MonteLeón quien los edita", reconoció el etnógrafo leonés, para quien el libro presentado ayer en Botines "viene a ser un complemento de lo que hasta ahora se ha escrito, que tampoco es demasiado, pero hay que respetar lo que se ha hecho", apuntó Alonso, que se hizo eco de la obra monográfica sobre la alfarería de Jiménez de Jamuz escrita por Mariana Brando y José Luis González Artigue en 1990.

"El resto son alusiones, partes de un libro, que hablan de la alfarería leonesa. En concreto en 1987 hay un trabajo de Luis Cortés Vázquez que hace referencia a la alfarería que se hacía en la provincia, que es lo mismo que decir alfarería de Jiménez de Jamuz", recordó Alonso, que también hizo referencia a diversos artículos escritos por Concha Casado o Raquel Martínez publicados en revistas como Tierras de León o Estudios humanísticos. "Mi trabajo ha consistido en complementar lo que se ha escrito hasta ahora recurriendo a un mayor número de fuentes, en realidad con muy pocos datos", aseguró el autor, que reconoció que la alfarería se encuentra en absoluta decadencia y los que resisten en Jiménez de Jamuz son cuatro alfares, cinco alfareros y Jaime Argüello Lombardero, presente en el acto de ayer, que está en el Alfar Museo. "Salvo ellos no hay nada más".

"Lo que hoy tenemos es una actividad residual y una adaptación de los alfareros que quedan a este presente"El autor explicó que en la publicación de la Fundación MonteLeón ha tratado de buscar otros núcleos alfareros de la provincia, corroborando que todos ellos derivan de Jiménez de Jamuz. "Esos centros alfareros, algunos del siglo XVIII, como Santo Tomás de las Ollas o Bembibre, han desaparecido por completo. Esta pérdida se produce a partir del momento en que surge el plástico, aparecen las instalaciones de la traída de agua a domicilio o los frigoríficos. Con ello va desapareciendo toda esa vajilla que se utilizaba en la cocina o esos recipientes (cántaros, ollas u orzas) para conservar".

Para Joaquín Alonso lo que hoy tenemos es "una actividad residual y una adaptación de los alfareros a este presente, donde se han dejado de hacer los cántaros, algunos de una perfección extraordinaria", apuntó el etnógrafo leonés, que con esta publicación ha querido rendir homenaje a los pocos alfareros que aún resisten en la provincia de León, que tienen piezas muy identificativas de Jiménez de Jamuz, como son el cántaro de boca ancha, las ollas o las orzas, la barrila de dos asas o la bocaleja con un asa.
Volver arriba
Newsletter