Publicidad
El leonés Carlos Castro, elegido entre los innovadores del año

El leonés Carlos Castro, elegido entre los innovadores del año

ACTUALIDAD IR

Carlos Castro-González, durante la presentación de su proyecto de investigación. | L.N.C. Ampliar imagen Carlos Castro-González, durante la presentación de su proyecto de investigación. | L.N.C.
Sergio Jorge | 02/12/2015 A A
Imprimir
El leonés Carlos Castro, elegido entre los innovadores del año
Tecnología Los premios MIT Technology Review reconocen la labor investigadora de menores de 35 años, que este año recae en este joven que trabaja en Massachusetts
El desarrollo de un proyecto de investigación con aplicación sanitaria le ha valido a Carlos Castro-González para ser elegido uno de los diez jóvenes innovadores más importantes del año en España. Un premio que le será entregado este jueves en un acto en la Fundación Rafael del Pino de Madrid pero que supone ante todo un reconocimiento al trabajo que este leonés viene ultimando en los últimos años.

Según explica, se trata del desarrollo de "un dispositivo óptico que se aplica en el dedo" y con el que se puede calcular el número de glóbulos blancos que posee un enfermo que está recibiendo sesiones de quimioterapia. Para ello, este sistema "toma imágenes capilares, cerca de la uña", donde se aprecian «ciertas ondas» en las que se cuentan los glóbulos blancos y se hace una estimación de los que posee, para así saber rápidamente cuál es el estado de salud del paciente sin los complejos análisis actuales y también más frecuentemente. Pero el trabajo de Castro-González se inició en 2013, después de doctorarse sobre imagen médica, puesto que siempre quiso "aplicar la tecnología a la sanidad". Fue entonces cuando presentó la solicitud para desarrollar un proyecto de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en un programa junto a la comunidad de Madrid que finalmente le fue concedido.

"Lo primero fue definir el proyecto allí, y para eso los primeros meses estuvimos visitando hospitales para ver qué problemas hay", explica. En el servicio de Oncología del Gregorio Marañón observó los problemas que hay con la radioterapia, y ahí surgió la idea de "monitorizar con un pequeño dispositivo los glóbulos blancos", apunta este licenciado en Telecomunicaciones. Una vez en EEUU, empezó el desarrollo de la tecnología, gracias a la financiación del del consorcio M+Visión.

Tras probarlo en el Hospital de Fuenlabrada y en otro de Massachusetts en torno a 40 o 50 pacientes, Castro-González y su equipo han logrado que se pueda seguir un año más con los estudios clínicos. Además, se ha presentado a varias agencias de financiación americanas, y no descartar hacerlo en España para así lograr que se pueda seguir con el proyecto. Calcula que podría estar en un par de años, y otros dos para lograr pasar los procesos regulatorios, ya sea en EEUU o en Europa. "Si sigue yendo bien, podría llegar al mercado", apunta. Por eso espera que el premio no sólo sea un reconocimiento a su labor, sino también un apoyo para poder seguir con el proyecto.
Volver arriba
Newsletter