Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El Gobierno trasladará los restos de Franco a El Pardo el próximo 10 de junio

El Gobierno trasladará los restos de Franco a El Pardo el próximo 10 de junio

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 15/03/2019 A A
Imprimir
El Gobierno trasladará los restos de Franco a El Pardo el próximo 10 de junio
Nacional La última palabra la tendrá el Tribunal Supremo, que después de esta decisión puede suspender de manera cautelar el proceso e incluso contravenir la decisión del Ejecutivo
El Consejo de Ministros ha acordado que el 10 de junio será la fecha en la que se exhumará a Franco del Valle de los Caídos para después proceder a su inhumación en el Panteón de Mingorrubio en El Pardo, lugar donde también yacen los restos de su esposa, Carmen Polo.

Así lo ha anunciado este viernes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que da por concluido así el procedimiento para sacar al dictador de la basílica de Cuelgamuros y cumplir con las últimas modificaciones, impulsadas precisamente por el Ejecutivo de Pedro Sánchez vía decreto ley, sobre la ley de Memoria Histórica.

«Lo que nos corresponde como Gobierno es cumplir con una ley votada en el Parlamento y hacer realidad una modificación de la ley de Memoria Histórica», ha subrayado Calvo para defender la postura del Gobierno, que con su decisión contraviene la voluntad de los familiares de Franco, que desde el primer momento se han mostrado en contra de la exhumación y que optaban, en caso de que se produjera, por la reinhumación en la catedral de La Almudena.

En manos del Supremo


Toda la seguridad que ha mostrado la portavoz del Gobierno a la hora de realizar el anuncio contrasta con la inseguridad jurídica que plantea el proceso. A día de hoy, la exhumación de Franco está en manos del Tribunal Supremo, instancia judicial encargada de dictaminar si atiende o no la petición de la familia del dictador, que la semana pasada presentó un recurso para pedir medidas cautelares que suspendan el proceso, según recoge el diario ABC.es.

En el punto actual, cuando el Gobierno ya ha puesto fecha a la exhumación de Franco pese a que el Supremo no ha resuelto la disputa, cobraría sentido que el Alto Tribunal pudiera dictar la paralización del procedimiento porque apreciara un riesgo potencial de dañar a una de las partes antes de la resolución judicial.
Volver arriba
Newsletter