Publicidad
El Encuentro de Cofradías

El Encuentro de Cofradías

OPINIóN IR

30/09/2020 A A
Imprimir
El Encuentro de Cofradías
Que sí, que ya sé que estamos en septiembre; pero, como te he dicho unas cuantas veces, en León somos muchos quienes vivimos la Semana Santa durante todo el año… y eso es algo que se nota. Pregúntale, si no, a cualquiera del medio millar de cofrades de toda España que estuvieron en la capital leonesa el pasado fin de semana, y ya verás cómo opinan lo mismo… Al menos, por lo que nos han dicho, han quedado encantados…

¿Que qué hacían aquí? Pues participar en el Encuentro Nacional de Cofradías, el foro semanasantero por excelencia que, al comenzar cada otoño, reúne a numerosos cofrades de distintos puntos de la geografía estatal para compartir unos días en torno a la Semana Santa, poniendo en común impresiones, aprendiendo unos de otros, analizando inquietudes, intercambiando material…; y reforzando, ni que decir tiene, lazos fraternales.

Este año, era León la ciudad anfitriona. Y, oye, si podemos decir que salió más o menos bien –que yo creo que sí– es, en buena medida, gracias a la labor que desde hace tiempo han llevado a cabo unas cuantas personas; pero también al León cofrade en su conjunto, que ha dejado bien a las claras lo que significa para esta tierra su Semana Santa… aun en septiembre.

Ponencias –alguna, se comentaba, quizá un pelín ‘densa’–, música, exposiciones, actos culturales, cultos… han conformado un programa en el que no ha faltado tiempo para improvisadas –a veces no tanto– conversaciones de pasillo…; y que ha servido también para que cofrades de otros lugares se pudieran hacer una idea del ambiente semasantero leonés.

De hecho, uno de los momentos inolvidables fue la procesión extraordinaria, con una veintena de pasos recorriendo las calles entre la fascinación de unos y el asombro de otros…

Algo parecido a esto debería haber escrito hoy en esta columna, pero la pandemia de covid-19 lo ha impedido. Este año, evidentemente, no ha habido Encuentro en León. Será, confiemos, el que viene. Y… sí, espero poder contártelo aquí mismo…
Volver arriba
Newsletter