Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
El cura en Manaos, los invitados por el mundo, la boda en Moral

El cura en Manaos, los invitados por el mundo, la boda en Moral

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 29/03/2020 A A
Imprimir
El cura en Manaos, los invitados por el mundo, la boda en Moral
La historia de la semana Moral del Condado acoge este domingo unas singulares bodas de oro de Lucía y Porfirio, vecinos del pueblo. La misa la oficiará su hijo Luis Miguel, desde Manaos, donde es misionero, y la familia la seguirá desde varias ciudades a través de 12 conexiones
Lucía Martínez y Porfirio Modino se casaron en la iglesia de Moral del Condado hace 50 años. Aquel domingo de marzo de 1970 era el día Pascua. Fue una gran fiesta la de la boda de aquel mozo de Villafañe, que pagó el piso y cumplió con las costumbres de la época, y la joven del Condado, que se asentaron en Moral, donde siguen viviendo en la actualidad.

Y este último domingo de marzo, día 29, era la fecha elegida para celebrar las bodas de oro, como corresponde. Sabían que no era fácil reunir a la familia pues su hijo Luis Miguel es misionero en la ciudad brasileña de Manaos, las hijas y otros parientes cercanos andan repartidos por el país, pero todos tenían la mejor intención de acudir, era una fecha para celebrar.

Pero explotó el virus.

Tan importante era la celebración que no la han suspendido, la van a celebrar de otra manera, como piden los tiempos y las normas para evitar posibles contagios.

Ya no son tiempos de «pagar el piso» sino de adaptarse a las nuevas tecnologías y éstas permitirán unas bodas de oro a las que no está previsto que falte nadie, con treinta invitados y doce conexiones que unirán Manaos, Madrid, San Sebastián, León... y por supuesto Moral del Condado, donde estás los contrayentes de oro, en la mismo iglesia que se casaron. Y en la que lo volverán a celebrar cuando esto pase «y con la esperanza de que estemos todos». Y con la bendición papal ya tramitada.
Volver arriba
Newsletter