Publicidad
El bono turístico llegará en septiembre y subvencionará la mitad de la estancia

El bono turístico llegará en septiembre y subvencionará la mitad de la estancia

ACTUALIDAD IR

Carlos Martínez, presidente de la Unión de Cajas Rurales, y el consejero Javier Ortega presentan los bonos. | ICAL Ampliar imagen Carlos Martínez, presidente de la Unión de Cajas Rurales, y el consejero Javier Ortega presentan los bonos. | ICAL
Víctor S. Vélez | 29/06/2021 A A
Imprimir
El bono turístico llegará en septiembre y subvencionará la mitad de la estancia
Turismo La Unión Hotelera aplaude esta iniciativa que pretende prolongar la temporada alta y que despierta recelos en un turismo rural que ve "una tirita para una herida mortal"
El invierno es muy largo en León. Bajo esta premisa y aunque el verano acabe de comenzar, la Junta presentó este lunes un bono turístico que funcionará del 15 de septiembre al 31 de mayo y que costeará la mitad de las pernoctaciones en las nueve provincias de la comunidad. La campaña 'Disfruta Castilla y León' se articula en base a una tarjeta prepago de carácter personal e intransferible, cofinanciada entre el solicitante y la administración autonómica, que podrá ser utilizada por los beneficiarios de las subvenciones en los establecimientos y actividades turísticas que se adhieran a esta iniciativa.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, y el presidente de la Unión de Cajas Rurales de Castilla y León, Carlos Martínez, firmaron este lunes un convenio que movilizará dos millones de euros y que tiene por objetivo "paliar" la estacionalidad y prolongar la temporada alta del turismo de León y del resto de provincias. La campaña establece dos tipos de bonos: la tarjeta 'Disfruta', en la que el usuario abona el 50 por ciento del coste y la Junta la otra mitad, y el bono 'Disfruta Plus Agencias', en la cual el beneficiario pagará el 40 por ciento y la administración autonómica el resto. En ambos casos, el importe de las tarjetas adquiridas puede ser de 250, 500 o 700 euros.

El sector ha recibido de manera dispar el anuncio de este bono turístico que dejará a la mitad el coste de la pernoctación en la provincia. La Unión Hotelera de León valora positivamente una iniciativa que, aunque considera que llega algo tarde, puede ayudar a mantener el volumen de turistas tras el verano. Mucho más críticos se muestran desde la asociación que defiende los intereses de las empresas de turismo rural a nivel autonómico. Como representante de la provincia leonesa en la misma y responsable de un negocio de este tipo, Jesús del Río considera que estas tarjetas no son más que "tiritas para una herida mortal". "Para nuestro sector no va a tener ningún tipo de repercusión, puesto que el 90 por ciento se contrata por contacto directo con el propietario, sin intermediarios. La jugada no es hacer bonos, debería ser dar información de las virtudes de León, con la cultura, la gastronomía y las reservas de la biosfera, y a partir de ahí crear una marca turística. Da igual que des el 50 por ciento si luego el lugar no se conoce", valora Del Río.

Por su parte, Manuel García, presidente de la Unión Hotelera de León, afirma que es algo que el sector "lleva tiempo reclamando" y que ha tenido "gran aceptación" en regiones como la Comunidad Valenciana o Baleares, en las que se han probado proyectos similares. "Nos parece bien todo lo que sea fomentar que la gente se mueva. Vamos tarde, como a todo, pero estamos encantados con todo lo que sea apoyar a León", considera el representante del sector.

El papel de la Diputación


Desde el turismo rural también echan en falta más iniciativas de promoción de la Diputación. El empresario Jesús del Río cree que la institución provincial "no está haciendo nada más que poner siete carteles en el AVE". "¿Así quieren llenar? Cuando quieran entrar en las redes sociales ya se habrán pasado de moda. Está ya todo en 'TikTok' y seguimos en 'Facebook' con una página de 1.000 seguidores con publicaciones sin ninguna repercusión", considera el representante de León en la asociación autonómica de empresas de turismo rural.

Precisamente este lunes, la Diputación entró a valorar las previsiones turísticas de cara al verano de la mano del vicepresidente Nicanor Sen. Para el diputado provincial responsable del área turística, se confía "en mantener las cifras del año pasado" y la previsión es que todavía se opte por un turismo de interior frente a las vacaciones en la costa. "Esperamos un verano parecido y la relajación de las restricciones va reactivando las infraestructuras hoteleras", manifestó Sen.

En lo que al Camino de Santiago se refiere, Sen confió en que se note el aumento de peregrinos debido a que este es Año Santo Jacobeo y por el hecho de que Sahagún, una de las paradas obligadas en la provincia, es sede de las Edades del Hombre. Por el momento, el Camino de Santiago "no ha cogido ritmo", principalmente porque el turismo internacional "sigue pendiente" de las decisiones que tomen los países sobre vuelos y cuarentenas.

Las previsiones para el verano


Y es que todavía hay muchas dudas de cómo se comportará el verano desde el punto de vista turístico en la provincia. Actualmente, según los datos facilitados por la Unión Hotelera de León a este periódico, las reservas se sitúan entre el 55 y el 60 por ciento. De este modo, el sector se muestra "moderadamente optimista" y confía en llenar, pero "va lento" ya que las reservas no se están haciendo con la antelación que era habitual antes de la pandemia. "Es una situación rara y estamos a años luz de trabajar como en un verano normal. Los clientes se lo piensan mucho y no hay reservas con antelación", explica Manuel García sobre cómo serán los próximos meses para el sector.

En lo que se refiere al turismo rural, Del Río considera que se alcanzará la plena ocupación "sí o sí". "Tenemos previsiones buenas de cara al verano, si ya es malo apaga y vámonos. Aunque en verano esté todo vendido, si nos dedicamos al sector familiar esto de los bonos no nos sirve. Deberían habernos reunido al sector y haber planteado opciones", expone el representante de León en la asociación que representa los intereses de los empresarios de turismo rural en Castilla y León.

Sean la opción más adecuada o no para cómo hacer frente a la estacionalidad del turismo en León y el resto de la comunidad, estas tarjetas prepago plantean a los ciudadanos un evidente aliciente para pernoctar en las fronteras autonómicas. El número de establecimientos que finalmente se integren en la iniciativa y la promoción que, a todos los niveles, se haga de esta terminarán por medir el éxito o fracaso de estos novedosos bonos turísticos.
Volver arriba
Newsletter