Publicidad
El arte en los escaparates

El arte en los escaparates

LNC CULTURAS IR

Eduardo López Casado ante el Escaparate del Arte. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Eduardo López Casado ante el Escaparate del Arte. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 29/01/2022 A A
Imprimir
El arte en los escaparates
Arte y sociedad Eduardo López Casado dirige un proyecto artístico singular orientado al mundo de la plástica en colaboración con La Casa del Embutido en la calle La Rúa esquina Conde Rebolledo de la capital
Hemos visto que además de las galerías, el arte sale a las calles, a los bares, a diferentes establecimientos y desde ellos se expone ante el público. Los escaparates pueden ser una opción especial pues se encuentran accesibles en todo momento, por ello se presenta esta alternativa para mostrar el arte ante el público en general.

Eduardo López Casado dirige un proyecto artístico singular orientado al mundo de la plástica en colaboración con La Casa del Embutido de la Calle de La Rúa esquina Conde Rebolledo de León capital.

La consideración inicial obvia es que se trata de una alternativa no excluyente a las galerías y otros espacios para la exhibición del trabajo de los artistas, lo es, pero desde la perspectiva de López Casado en un ámbito con características propias, ligado al comercio de proximidad y no al marketing estratégico.

La razón por la que Eduardo aceptó esta propuesta de Felicitas y Toño, quienes ceden altruistamente el escaparate es, además, algo más íntimo y personal, tiene que ver con la memoria infantil, los escaparates en los que de niño quedaba maravillado, por ejemplo aquel de Casa Tele en el que una maqueta a escala de la Catedral de León ardía permanentemente de un modo trágico a la vez que inofensivo.

El sentido de lo amable y lo reflexivo está expresado en la exposición que Eduardo López Casado presenta como patrón de referencia. ‘Pan, Nación y Ciudad’ se titula la muestra en la que los personajes son figuritas en el suelo, dinámicas, inconcretas. El elemento simbólico son barras de pan suspendidas, pintadas como si fueran banderas.

En conjunto, Eduardo López Casado nos habla de una sociedad que se autoevalúa. Los macroedificios que aparecen en sus cuadros albergan planificación y cifras, el pan suspendido es tanto el maná como la bandera.

A lo largo de este mes de enero y el venidero de febrero estará esta exposición abierta al viandante en el escaparate de La Casa del Embutido en la calle de La Rúa, esquina Conde Rebolledo, de la capital leonesa.
Volver arriba
Newsletter