Publicidad
El alcalde regala una bandera y el cabildo reclama percebes

El alcalde regala una bandera y el cabildo reclama percebes

ACTUALIDAD IR

D.L.M. | 02/10/2022 A A
Imprimir
El alcalde regala una bandera y el cabildo reclama percebes
Fiestas José Antonio Diez y Mario González mantiene la porfía en el Foro u Oferta de Las Cantaderas
El Regimiento Municipal y el Cabildo Catedral tienen la lengua muy suelta cuando se trata de porfiar en el Foro u Oferta de Las Cantaderas. Los síndicos municipal y catedralicio siempre han hablado sin tapujos, pero este domingo lo han hecho más cómodos, ya sin mascarillas. Rostros tan fieles a la tradición, como los de los sonidos que la acompañan. Primero para disgusto del síndico municipal, el alcalde, José Antonio Diez, interrumpido por las campanas del Ángelus, y luego, por favor del síndico catedralicio, Mario González, para orgullo de las valerosas leonesas, “especialmente las madres”, para las que ha pedio un aplauso al que se sumó toda la concurrencia.

Rostros, sonidos, y las palabras que las piedras del Claustro de la Pulchra Leonina llevan siglos escuchando, hasta el punto de que el religioso afeó los cuchicheos del teniente de alcalde: “Ya le está diciendo Canuria que le iba a decir esto”.

Replicó el alcalde, hurgando en la voluntad de los canónigos: " Saben que tenemos razón, pero no nos la pueden dar, mantienen su tozudez porque la Historia así lo exige”.
La beligerancia del alcalde no asusta al administrador del templo que cito a Kant, “el sabio puede cambiar de opinión, pero el terco nunca” para darle al acalde la oportunidad de que “sea sabio”.

Con amigos como Tudanca no sé para qué quiere enemigos Exquisitos en las formas, en el fondo los dos ponentes no se han dado tregua. González aludía a la amistad: “Con amigos como Tudanca no sé para qué quiere enemigos”. Y Díez al amor, ante la presencia de su mujer, Meri, en el aniversario de su boda.

Tratando de huir de la trampa de los discursos, el alcalde ha insistido con las imágenes y le ha regalado al Cabildo una bandera de León para que ondee, aunque sea un día, en alguna torre del templo. Pero el capitular religioso ha insistido en lo que está en negro sobre y blanco, y ha pedido al alcalde para que borrara el “voluntariamente” del artículo que escribió recientemente en la revista de la Catedral. Para ello le ha regalado dos ‘typex’, para que no persistiera en el error.

En el lugar originario de Meri (la mujer del alcalde), Valdoviño, creo que hay buenos percebes… Algún día podían tener un detalle A pesar del toma y daca, cada año, en este acto central de las Fiestas de San Froilán hay algún aspecto en el que coinciden ambas partes. Este año ha sido en lo importante: en quien paga la fiesta y cuál es el menú. El regidor mayor ha lamentado que “ni el rey, ni la Junta, ni el Gobierno, ni los fondos Next Generation, que tanto no están ayudando, sufragan ni un solo céntimo del donativo que hoy, libre y voluntariamente, el pueblo de León entrega”. El cabildo, por su parte, ha reclamado mejorar la carta: “En el lugar originario de Meri, Valdoviño, creo que hay buenos percebes… Algún día podían tener un detalle”.

En resumen, como han recogido los secretarios municipal y capitular, tras dos años de obligada contención por la pandemia, libre y voluntariamente, el Cabildo Catedral y el pueblo de León han vuelto a discutir la categoría y el detalle de la liberación de la afrenta de las cien doncellas y el donativo a la Virgen de Regla con los mismos rostros, la misma música, similares gestos y argumentos y el mismo resultado: tablas. Por ello, lo único que se hace obligado es volver el año que viene.
Volver arriba
Newsletter