Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

El Ademar empata (31-31) un partido que tenía ganado

El Ademar empata (31-31) un partido que tenía ganado

DEPORTES IR

Carrillo intenta batir a Gregor Lorger. | JAVIER QUINTANA Ampliar imagen Carrillo intenta batir a Gregor Lorger. | JAVIER QUINTANA
Jesús Coca Aguilera | 01/02/2015 A A
Imprimir
El Ademar empata (31-31) un partido que tenía ganado
Balonmano Un parcial de 6-1 final del Anaitasuna deja sin triunfo a un equipo leonés que fue todo el partido por delante, llegó a ganar de 6 goles e iba 27-31 a falta de 5 minutos
No pudo ser. No son ni mucho menos lo más importante los resultados de los amistosos lo más importante de estas ‘minipretemporadas’ que la disputa de las competiciones internacionales obligan a hacer en invierno, pero lo cierto es que el Abanca Ademar volverá a la competición oficial el próximo miércoles sin haber conocido la victoria en ninguno de los dos encuentros de preparación disputados.

Perdió la semana pasada en Gijón y ayer empató 31-31 con un rival directo en la lucha por Europa como es el Anaitasuna, en un partido que tenía ganado y dejó escapar en la recta final.

Con muchas rotaciones y presencia de los jóvenes en ambas escuadras, el Ademar fue prácticamente siempre por delante en el marcador. Sólo Jorge García Vega fue baja en los ademaristas, que contaron ya con el mundialista Joao Silva y en el que disputaron prácticamente los mismos minutos los 17 jugadores desplazados, entre ellos los canteranos Jaime Fernández, Javi García y Eduardo Fernández.

Así, tras un primer cuarto de hora de máxima igualdad, la efectividad en ataque permitió ir cogiendo poco a poco ventaja a la escuadra de Dani Gordo, que llegaba con dos tantos de ventaja al descanso (15-17).

¿Tras el paso por vestuarios? El Ademar fue un ciclón. Piñeiro y Almeida hacían mucho daño desde el pivote (acabaron con cuatro tantos cada uno); Kristensen, máximo goleador con seis, golpeaba a la contra; y a la siempre segura aportación de Mikel y Joao se unían buenos minutos de Dimitrievski, que firmó tres goles.

Así, la diferencia llegaba a ser hasta de seis (21-27) en el ecuador de la segunda mitad; y parecía decisiva con el 27-31 que reflejaba a cinco minutos para el final. Pero ahí llegó la reacción navarra. Se quedó sin ideas el equipo ademarista, que no volvió a ver puerta, y apretó en busca de un buen resultado que dar a su público el Anaitasuna, que cerraba el choque con un parcial de 6-1 que le permitía sacar un empate con el que ya no contaba.
Volver arriba
Newsletter