Publicidad
El 80% del Bierzo Oeste se posiciona en contra de los proyectos eólicos

El 80% del Bierzo Oeste se posiciona en contra de los proyectos eólicos

EL BIERZO IR

Una de las mesas informativas en las que Rural Sostenible recogió las alegaciones. | RURAL SOSTENIBLE Ampliar imagen Una de las mesas informativas en las que Rural Sostenible recogió las alegaciones. | RURAL SOSTENIBLE
M.I. | 03/05/2021 A A
Imprimir
El 80% del Bierzo Oeste se posiciona en contra de los proyectos eólicos
Medio Ambiente La Plataforma Rural Sostenible ha conseguido presentar más de 3.000 firmas con las alegaciones que consideran que deberían echar abajo esas intenciones empresariales
Tras quince días de recogida intensa de alegaciones y de promover un movimiento vecinal en contra de los macroproyectos eólicos que pretenden coser las montañas bercianas, la Plataforma Rural Sostenible, creada en Corullón, aplaude haber podido presentar más de 3.000 firmas de los vecinos de los Ayuntamientos del Bierzo Oeste contrarios a este desarrollo energético que consideran que no está en consonancia con la pretendida transición justa.

Según una de las portavoces de la agrupación, Susana Dávila “el 80% de la población de esta zona ha firmado que está en contra de estos proyectos”, aplaude, algo que reconoce que, hace unas semanas, era un número más reducido.

El haber colocado mesas informativas en Balboa, Villafranca, Cacabelos y Ponferrada asegura Dávila que ha funcionado “creo que ha sido porque la gente no estaba informada. Pensaban que hablábamos de esas grandes torres que están en los montes, pero no habían pensado todo lo que hay que hacer para instalarlos allí, las líneas de evacuación y el impacto que esto podría tener. Ahora que saben lo que implica, han abierto los ojos”, dice.

“Nos han escuchado y han reaccionado", valora. Y no solo los vecinos, que son parte de la sección contraria a los parques, sino también los ayuntamientos, que se han posicionado en contra, el Consejo Comarcal o los bodegueros, algo que les insta a continuar en la lucha. De hecho consideran que solo están dando los primeros pasos en contra del proyecto promovido por Enel Green Power, que “pretende desplazar las economías locales para convertir sus cultivos en parques industriales”, dice la Plataforma.

El proyecto ha presentado la solicitud de autorización administrativa previa y el estudio de impacto ambiental del llamado “Parque eólico Trabadelo”, de 110 MW de potencia, y su infraestructura de evacuación, situado en los términos municipales de Trabadelo, Barjas, Corullón, Toral de los Vados, Cacabelos, Villafranca del Bierzo, Arganza, Sancedo, Camponaraya, Cabañas Raras y Ponferrada.

Un compendio de aerogeneradores, en total 18, con una línea de evacuación que cruza todo el Bierzo “pretende instalarse sobre viñedos, sotos de castaños, frutales, colmenares, y sobre el patrimonio cultural y natural, paisajes y riqueza que hace que miles de turistas y peregrinos visiten nuestra comarca todos los años para disfrutar de nuestros productos y de nuestros paisajes y de nuestro patrimonio. Nadie querrá visitar un Bierzo lleno de aerogeneradores”, reconoce.

Y en esa realidad que perciben mayoritariamente los vecinos, también esperan que lo haga el Ministerio de Transición Justa, hasta el que trasladaron simbólicamente su protesta “nuestras compañeros fueron escuchadas por gente de ese Ministerio”, explica Dávila, que espera que tenga en cuenta el impacto que produciría en una zona ya de por sí en decadencia y que se pretende aferrar a sus recursos naturales para marcarse un futuro sostenible dentro del contexto de transición energética justa “esa transición debe basarse en una promoción de la autosuficiencia energética y de una generación eléctrica distribuida, dónde los beneficios repercutan directamente en las personas y en los municipios, y no en el bolsillo de las grandes empresas”, dice la Plataforma.

Ahora el siguiente paso está por definir, pero, según Dávila, vendrá marcado por seguir dando a conocer qué sucedería en la zona con estos proyectos, tanto con charlas como con rutas a esos parajes que las energéticas quieren colonizar. Incluso se plantean poder costear a algún letrado para defender los territorios bercianos en los juzgados, sin los proyectos se mantienen, pero “aún nos queda mucho por caminar aún”.

Dávila reconoce que esta lucha “es una carrera de fondo” pero la Plataforma, con el apoyo recibido en su poco tiempo de trabajo, asegura que ha cogido fuerzas para continuar defendiendo el espacio natural berciano.
Volver arriba
Newsletter