Publicidad
Educación se niega a desdoblar el aula de Villamartín por la escasez de alumnos

Educación se niega a desdoblar el aula de Villamartín por la escasez de alumnos

EL BIERZO IR

Los alumnos siguen sin dar clase hasta que se les confirme por escrito que no se desdoblará el aula. Ampliar imagen Los alumnos siguen sin dar clase hasta que se les confirme por escrito que no se desdoblará el aula.
Mar Iglesias | 15/09/2021 A A
Imprimir
Educación se niega a desdoblar el aula de Villamartín por la escasez de alumnos
Sociedad La comunidad educativa considera que no se debe basar en que son nueve estudiantes, sino en que pertenecen a siete niveles distintos, algo que contempla la norma y siguen sin entrar a clase
La visita del inspector de Educación de Área al colegio de Villamartín de la Abadía, en el municipio de Carracedelo, para reunirse con los padres y madres que no han permitido a sus hijos iniciar el curso con normalidad en protesta por no haberse procedido al desdoble del aula, como consideran que es necesario, no ha servido para aliviar el problema, que sigue sobre la mesa y los nueve alumnos seguirán sin asistir al colegio.

La presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) La Fortaleza, Raquel Picos, asegura que el inspector solo les ha trasladado que “él solo envía informes, por lo que consideramos que en este momento no era un interlocutor válido para solucionar el problema”.

Tanto el AMPA, como la profesora que da clases a ese aula y el presidente de AMPAS del Bierzo, recibieron al inspector, que no permitió que se realizaran fotografías del encuentro e informó a las familias de la obligatoriedad de llevar a sus hijos al colegio. Según Picos, intentó hacer entender que el número de niños era escaso para duplicar el número de docentes “ellos se basan en el número de alumnos, pero nosotros queremos que se ponga sobre la mesa el número de niveles a los que se da clase”. Son siete en este caso, desde niños de 3 a 10 años que comparten clase con la misma profesora “y los contenidos son muy diferentes para unos y para otros”. A lo que Picos suma la actual situación de pandemia “se juntarán niños pequeños, que no tienen que llevar mascarilla, con los mayores, sin mantener las distancias, en un mismo aula”, reprocha.

No obstante, sigue manejando como justificante de su petición la ORDEN EDU/491/2012, de 27 de junio, de la Junta de Castilla y León , que marca que en la situaciones en que haya más de siete niveles educativos diferentes en un aula de un colegio rural “se ha de ser flexibles y dotar a dicha aula de dos profesores tutores para el cuidado de los menores escolarizados". Pero el inspector no les confirmó que esa flexibilidad se hubiera dado en ningún centro, solo “dejó entrever que no se hacía por los presupuestos”, asegura Picos.

Los padres y madres que ya se han dirigido a la Inspección Educativa y a la Consejería de Educación para conseguir una solución, piden que sea el director provincial de Educación el que se reúna con ellos y que se les envíe “por escrito” la decisión adoptada con el centro. “Les hemos pedido que lo hagan cuanto antes, porque nuestros hijos tienen que ir a clase y queremos que así sea, pero antes tenemos que tener ese documento para analizar qué podemos hacer después”, explica Picos. Asegura que, una vez se les remita la decisión adoptada por la Dirección provincial, procederán a llevar a sus hijos a clase y a “continuar la batalla como podamos”, sin interrumpir las horas lectivas. En ese sentido, asegura que no han analizado aún la posibilidad de llegar a los tribunales, aunque no lo descarta.

Lamenta Picos que existan normas y documentos que amparan su situación pero que, cuando son necesarios “siempre tienen un pero para la administración”. El colegio se ha puesto en contacto con otro centro en Salamanca que tiene el mismo problema para poder tomar medidas, tal vez, de manera conjunta.
Volver arriba
Newsletter