Publicidad
Dos castros en el Bierzo

Dos castros en el Bierzo

LNC VERANO IR

El camino con el cerro del Castro al fondo. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen El camino con el cerro del Castro al fondo. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 11/09/2020 A A
Imprimir
Dos castros en el Bierzo
La ruta de la semana Caminando por las proximidades de Ponferrada y ascendiendo a dos modestas cumbres con el nombre de Castro
Los castros fueron construcciones situadas en lugares elevados y protegidas de los ataques que continuamente eran objeto las poblaciones en los tiempos antiguos. Es tarea de historiadores y arqueólogos del estudio de esos lugares, así como las prospecciones y excavaciones en busca de restos que den una idea del modo de vida de sus habitantes.

En la provincia de León abundan los restos castreños, algunos excepcionales como el Castro del Chano en el valle de Fornela, o el castrellín de San Juan de Paluezas; otros con sus muros externos bien visibles, pero el interior sin nada que ver, muchos de ellos excavados y con restos apreciables expuestos en diferentes museos, ya que en los últimos años el impulso de la arqueología ha sido evidente, debido a tareas de campo, estudios aéreos que muestran el terreno, donde se pueden adivinar los vestigios y un trabajo sistemático que está dando sus frutos en la actualidad.

Es importante la toponimia en la búsqueda de castros y cualquier nombre de un lugar del Bierzo que se denomine castro, corona, corón, chao o castelo, bien puede referirse a algún asentamiento primitivo. Por ello la ruta que hoy se propone va a ascender a dos promontorios que llevan en su nombre esa palabra y que en estos momentos se pueden encontrar vestigios que se van perdiendo con la construcción de antenas de telefonía, radio y otras, aunque han aparecido algunos restos. Son el Cerro del Castro y el Castro de San Andrés y a ellos se va a dirigir la presente ruta.

La ruta

Comienza la ruta en la localidad de Compostilla, para continuar por el camino de Santiago en dirección al túnel que pasa bajo la carretera Nacional VI, siguiendo el camino hacia otro túnel que va bajo la autovía. Una vez pasado ese túnel se toma el segundo camino que sale hacia la derecha para seguir por buena pista que a veces sube hasta llegar al área recreativa de Las Fuentes, donde además de mesas y barbacoas hay una fuente que mana poco agua pero buena.

Continuando por el camino ya se comienza a subir hasta llegar a un cruce en el que hay que ir por el camino de la izquierda hacia la Poza de la Enforcada, donde se encuentran unos pinares con árboles muy altos, aunque en estos momentos los están talando. Si se desea se puede seguir el camino que da varias vueltas y rodea la montaña, pero también se puede hacer la subida por el camino más recto bajo los cables de alta tensión. Hay camino aunque a veces tiene fuertes repechos, que con tiempo seco están resbaladizos por la tierra suelta, y se supone que en época de lluvias estarán más resbaladizos aún.

Se cruza dos veces el camino. En la segunda conviene tomarlo, pues es bastante cómodo y fresco en días de calor y ya solamente queda seguirlo hasta la cumbre, que es un terreno abierto en donde se pueden encontrar además de las líneas de alta tensión, antenas de radio y telefonía y pocos vestigios del castro que existió y da nombre al lugar.

Para bajar se toma un sendero que sale de la parte norte del cerro y baja con dirección nordeste, pero no bajo los cables de alta tensión. Como en la subida, el sendero tienen bajadas más pindias, debidas, sobre todo, a las obras de repoblación forestal del pinar, que crearon terrazas con fuerte desnivel. Se llega al camino y se sigue hacia la derecha para tomar el primer camino a la izquierda que baja hacia el Canto Rajón para llegar al alto que hay entre los dos castros, para comenzar a subir al lado de fincas de perales. La subida es cómoda y se va hacia una torre de alta tensión, desde donde hay una vista excelente hacia Cubilos y su embalse. Solamente queda ascender hacia el Castro de San Andrés por un túnel de ramas hasta encontrar el vértice geodésico que señala la parte más alta del monte, siguiendo por el mismo camino para comenzar el descenso, en dirección Noroeste por un sendero cuidado y muy empinado que parece ser que utilizan los ciclistas aunque les pueda resultar complicado.

Pasando la Matarrubia se cruza el camino para seguir por el mismo sendero con tramos muy empinados hasta llegar a un segundo camino que se toma hacia la izquierda, llegando poco después al cementerio y la fuente del Abranal, desde donde se sigue por terreno asfaltado hasta San Andrés de Montejos, desde allí el camino sigue hacia Columbrianos, llegando al túnel de la Autovía y tras cruzarlo se sigue recto hacia la iglesia de san Blas, donde se va por el camino de Santiago hacia la izquierda, para cruzar de nuevo el túnel de la Nacional VI, llegando a Compostilla donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter