Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Donaciones de vergüenza

Donaciones de vergüenza

OPINIóN IR

22/05/2019 A A
Imprimir
Donaciones de vergüenza
Aún no entiendo la polémica, sobre todo teniendo en cuenta que todos los políticos que están en campaña deberían pensar en ideas para sus municipios y comunidades y no tanto en demagogias baratas: si hay una donación, se acepta, no pasa nada, no hay ningún interés oculto (que se sepa). Si Amancio Ortega quiere dar dinero al sistema de salud público, bienvenido sea, aprovechemos que es una de las personas más ricas del mundo. Pero también tengamos en cuenta que esta polémica no existiría si las empresas del textil gallego nacido en León no hiciera esa ingeniería fiscal que se ha denunciado últimamente. Si es verdad que ahorró cerca de 600 millones de euros en impuestos, ese dinero tendría que estar en las arcas públicas de España o de algún otro país, con el consiguiente beneficio para sus ciudadanos. Pero quizá lo más vergonzoso de estas donaciones es que hacen falta. Y hacen falta porque las administraciones públicas destinan los recursos con criterios que poco tienen que ver con lo realmente necesario para la sociedad. Un ejemplo es lo que sucede con la sanidad, sobre todo en la provincia. Hay un acelerador lineal comprometido por la Fundación Amancio Ortega que llegará al Hospital de la capital, y mientras se dilucida cuándo se adquirirá y en qué momento se ejecutará la obra necesaria, uno de los dos instalados en la actualidad cumplirá con su fecha de caducidad, aunque se necesita un tercero en León y otro más en Ponferrada. ¿Por qué nadie se acuerda de la Junta, responsable de estas infraestructuras?
Volver arriba
Newsletter