Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Dolor y luto frente a la puerta del Perdón

Dolor y luto frente a la puerta del Perdón

SEMANA SANTA IR

Imagen de vídeo
C.C.L. | 20/04/2019 A A
Imprimir
Dolor y luto frente a la puerta del Perdón
Sábado Santo Cientos de personas se congregaron en San Isidoro para vivir el acto del Desenclavo
Las cientos de personas que se congregaron este sábado en la plaza de San Isidoro volvieron a enmudecer con el acto central del Sábado Santo, el Desenclavo de Cristo de la Cruz frente a la Basílica, marcado por el silencio y el respeto que viene siendo habitual año tras año, como muestra de luto y dolor.

Los cofrades de la penitencial del Santo Cristo del Desenclavo fueron los encargados de descender su talla titular de la Cruz, bajo el testigo de los integrantes de la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Pendón de San Isidoro y el Cabildo Isidoriano y con la puerta del Perdón como marco.

Por primera vez en esta Semana Santa, a los cofrades de Santa Marina les acompañó un sol espléndido y tiempo de verano, después de varios días de lluvia que obligaron a suspender y acortar procesiones durante toda la Pasión. Con más de 20 grados en las calles de la ciudad, el acto del Desenclavo fue especialmente numeroso.

Ante la mirada emocionada de cientos de leoneses, los cofrades retiraron los clavos y la corona de espinas a Cristo y descendieron la talla articulada de la Cruz, que fue mostrada a Nuestra Madre María Santísima del Desconsuelo, arrodillándose ante él, antes de reposar en posición yacente para continuar con la procesión.
Volver arriba
Newsletter