Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Discursitos

Discursitos

OPINIóN IR

16/05/2019 A A
Imprimir
Discursitos
De nuevo en campaña electoral, esta vez algo ha cambiado, toca hacer remiendos ante la falta de credulidad de las últimas elecciones. Nuestros políticos han perdido el rumbo y ante tal deriva acudir a ‘discursitos’ parece la mejor medida. En España no queda centro que valga digamos que algunos intentan hacernos creer que sí hay opción centrista, eso sí, de derecha o como bien se afanan en declarar, centro derecha. Yo prometo, tu prometes, el no promete, son las consignas de esta campaña, un duelo al amanecer a ver quien dispara antes. Con soluciones vagas y nada claras quieren que les demos un voto de confianza para conseguir que sus candidatos salgan adelante, el devenir de nuestras regiones está en manos de quienes dicen ser la salvación naranja, azul, roja, morada y en última instancia verde sin reparar que son meros servidores de la sociedad. Aquí nos olvidamos pronto de la responsabilidad que conlleva cualquier gobierno ya sea central o autonómico y quedamos a la merced de aquellos que aplauden un Falcon para viajar a festivales en familia, ‘chaletazos’ en la sierra, coches de alta gama y otros desvaríos más propios de estrellas de Hollywood. Toda una charada a la que tendremos que afrontar más tarde o más temprano. Si algo tenemos que encajar y en forma de macramé demasiado trenzado, Puigdemont y compañía ya son candidatos al parlamento europeo, lo curioso de todo esto, para representar a España, un país del que ellos mismos reniegan. Tanto monta, monta tanto. Veremos los próximos días a cada cual con su mejor ‘discursito’, como a Franco ya le resucitaron y sigue más vivo que nunca, a ver cual es la siguiente patraña. Algunos discursos son muy peligrosos y lo único que pretenden es enfrentar a la población, conseguir la división de partidarios y como hemos podido ver estos últimos días, si llegan a las manos será todo un éxito. No se dejen engañar, poco a poco nos han ido metiendo tolerancia cero con quien tenemos en frente, nada de un diálogo sano que enriquezca una democracia que nos quieren hacer creer. Volvemos de nuevo a la era de los ‘progres’, por que puestos a rescatar discursos de otra época nuestros políticos son auténticos maestros. Si algo podemos hacer es reinventar España y esto pasa por la educación de los que vienen detrás, para que no cometan los mismos errores, estos que nos están llevando cada vez más un pozo del que es muy difícil salir. ¡Amén hermano! Sigamos el discurso de lo abstracto que parece que esto funciona demasiado bien.
Volver arriba
Newsletter