Publicidad
Diez insiste en que las terrazas en los aparcamientos no van a ser revisadas

Diez insiste en que las terrazas en los aparcamientos no van a ser revisadas

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
V.S.V. | 22/09/2021 A A
Imprimir
Diez insiste en que las terrazas en los aparcamientos no van a ser revisadas
Municipal El Ayuntamiento de León confirma que se velará por la normativa europea que impide obstáculos a menos de 1,8 metros de fachadas
El Ayuntamiento de León confirmó este miércoles sus intenciones de mantener las terrazas de hostelería habilitadas en aparcamientos de la ciudad, una vez que la pandemia del covid-19 haya finalizado. Según el alcalde, José Antonio Diez, el objetivo es cumplir con la normativa vigente a nivel europeo y que no haya ningún "obstáculo" a menos de 1,8 metros de las fachadas de los edificios.

Preguntado por los problemas que denuncia parte de la ciudadanía sobre el peligro que generan en el tráfico este tipo de terrazas instaladas, en su idea inicial, por el coronavirus, Diez y el concejal de Desarrollo Urbano y Servicio de Patrimonio, Luis Miguel García Copete, aseguraron que todas deberán cumplir "con las normas de accesibilidad y seguridad". Cuando el Ayuntamiento avanzó sus intenciones de continuar con estas terrazas en los aparcamientos más allá de la pandemia, en el pasado mes de mayo, se cuantificó en 611 las plazas de aparcamiento readaptadas para beneficiar a 231 establecimientos.

En aquella ocasión, Diez también apuntó a que 243 de estas plazas cedidas a la hostelería son estacionamientos regulados. Algo que, aseguró el alcalde, supone un importante "esfuerzo económico para la ciudad", ya que cada aparcamiento de zona azul está tasado en 1.100 euros al año.

Tasas para el 2022


Del mismo modo, Diez apuntó a que la exención del pago de la tasa de terrazas para la hostelería se mantendrá durante todo este año como ayuda para que el sector pueda superar los efectos económicos derivados del covid. Del mismo modo, sobre si habrá una actualización de cara a 2022, Diez indicó que no habrá modificaciones si no son aprobadas por el pleno antes de finalizar el presente ejercicio.

El hecho de no cobrar la tasa de ocupación de la vía pública en todo este año supone unos 200.000 euros para las arcas municipales. A esto habría que sumar la exención del pago por el servicio de basuras durante el tiempo que los negocios tuvieron que permanecer cerrados, lo cual el Ayuntamiento cifró en su momento en 80.000 euros.

De este modo, se confirman que vienen cambios en la hostelería de cara a los próximos años. Así, escenas que el covid ha convertido en habituales, como la de una terraza en un aparcamiento no se irán con la pandemia.
Volver arriba
Newsletter