Publicidad
Día Internacional de la Discapacidad

Día Internacional de la Discapacidad

OPINIóN IR

30/11/2018 A A
Imprimir
Día Internacional de la Discapacidad
Ocurre que en nuestra querida España, como decía la cantante Cecilia, muy recordada todavía ahora pese a los muchos años transcurridos desde su accidentada muerte, el ictus es una dolencia que ataca con mucha frecuencia a la población, llevando consigo la muerte cuando no una discapacidad más o menos severa. De ahí que da lugar a asociaciones tales como Ictia, nacida bajo el manto de Aspaym y centrada en los ictus y las paresias más todo lo de ellas derivado.

Mas prosiguiendo con el ictus debo explicar que he comenzado por él porque en nuestra querida España es una dolencia que se lleva la palma de la mano en las mujeres y en segundo lugar ataca a los hombres. No obstante dicha mortandad puede aminorarse si en la fase aguda y posterior intervienen cuidados específicos con prontitud, incluso alcanzar la salud por él amenazada, que buena muestra de ello dio María Teresa Campos, quien en ningún momento, lo que es digno de alabanza, ocultó su mal y ya sabemos todos la influencia beneficiosa de los famosos en tales casos en la ciudadanía, pues ayudan a crear conciencia social según he manifestado otros momentos.

Además del ictus existen otras causas de discapacidad. Entre ellas se hallan las congénitas, los accidentes, sobre todo los de tráfico. En todas esas ocasiones, además de la intervención de los profesionales de la salud juega un gran papel la cooperación familiar. No lo olvidemos nunca. Pensando en ellos se organizan cursos, encuentros, etc.

La ‘discapacidad’, término proliferante o preferido últimamente a ‘minusvalía’ o ‘subnormalidad’ afecta a muchas personas, dicho queda. Tanto es así que el día tres de diciembre de 1992 la Asamblea General de las Naciones Unidas lo nombró Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Por eso de cara a tal celebración Aspaym- León en uno de sus muros principales hace días ya, ha expuesto una serie de carteles ilustrados con interesantes textos del tenor de ‘Distintos somos todos’, ‘Hay muchas formas de discapacidad (…) la única peligrosa es la de no tener corazón’. También existe una caja de cartón, de qué va a ser, con gusto forrada donde cualquiera puede introducir sus sugerencias o convicciones en este campo. Yo ya introduje la mía.

Finalmente, todos los días Aspaym sobre sus muros rojos y negros trata de encajar luz con luz con un mensaje enérgico: el amor debe confluir con el de una búsqueda permanente de la salud.
Volver arriba
Newsletter