"Desde el primer día sentí que confiaban en mí y mi prioridad era no decepcionarles"

El alero de la Cultural, Obi Okafor, destaca que "este será un momento inolvidable de mi carrera" y señala que "siempre intento fijarme en ser efectivo y no en cuántos tiros lanzo"

15/05/2024
 Actualizado a 15/05/2024
Obi Okafor, en la sede de La Nueva Crónica durante la entrevista. | J.C.
Obi Okafor, en la sede de La Nueva Crónica durante la entrevista. | J.C.

 Llegó a mitad de temporada y ha terminado convirtiéndose en uno de los favoritos de la afición y siendo clave en el ascenso de la Cultural. Es el alero norteamericano con pasaporte nigeriano Obi Okafor, que analiza en una entrevista en La Nueva Crónica su temporada en León. 

–¿Ha sido muy diferente a nivel personal de como podía imaginar esta etapa en León?
–El club me lo ha hecho todo muy sencillo. El tema del lenguaje por supuesto estaba ahí ya que no hablo español, por lo que en el comienzo tenía incertidumbre y no sabía qué es lo que podía suceder, pero muchos de mis compañeros hablan inglés muy bien, así que estaban siempre ahí para traducirme y ayudarme en todo, ellos me lo han hecho más fácil.

–¿Cómo ha sido la barrera del idioma? 
–A ver, ya sabía lo que era estar en otro país con otro idioma diferente porque jugué en Alemania el año pasado y allí además es más difícil, español entiendo algo porque había estudiado un poco en el instituto y fue más fácil que allí.

–Bultó ya se ‘chivó’ de que si sigue el año que viene tiene pensado acudir a clases de español... 
–Seguro, lo necesito, es duro vivir en España sin saber nada. Además en verano durante el tiempo libre tengo pensado intentar mejorarlo.

–Más allá del baloncesto, ¿cómo se ha sentido en la ciudad? ¿Qué le pareció? 
–Bien, me parece que es una ciudad que apoya mucho los deportes y en donde todo el mundo es amistoso, a mí me han recibido muy bien. Toda la gente del club estaba ahí siempre para ayudarme en cualquier cosa, por la calle me han parado a veces aficionados y en esos casos intentaba relacionarme y hablar con ellos... He estado cómodo.

«Agradecí que me esperaran pese a los problemas con los visados. Estaba asustado y preocupado por si lo harían»

–Le fichan antes del inicio de la temporada pero, por problemas burocráticos, no puede llegar hasta enero. ¿Cómo afrontó esa situación?
–Definitivamente estaba asustado. Originalmente iba a estar aquí ya en agosto, pero hubo problemas con los visados que no se terminaban de solucionar. Vi todos los partidos del equipo en la primera vuelta por internet, pero estaba preocupado por si me esperarían o dejarían de de hacerlo, agradecí mucho que lo hicieran. Además llegué sin haber jugado un partido oficial desde abril, eran 8 meses, demasiado tiempo, y fue algo que me afectó al principio también.  

–¿Había jugado antes ante tanta gente como en León? 
–No, definitivamente es el mayor apoyo que he tenido, en Alemania no había tantos y en el ‘college’ era distinto.

"Fue clave que no hubo lamentos tras la primera derrota. Al ver que nadie se rendía supe que todo iría bien"

–Vayamos al ‘playoff’. ¿Qué pasa por su cabeza tras esa dura derrota del primer partido?
–Había jugado en ‘college’ varias situaciones de ‘playoff’ y sé que son diferentes, pero sabía que este equipo podía hacerlo bien.  Es verdad que mi primera emoción fue de puf, una derrota ya, pero fue clave la mentalidad del equipo desde que llegó al hotel. Sin lamentos, todo el mundo se centró sólo en el siguiente partido y ahí, al ver que nadie se rendía, supe que todo iría bien. 

–Luego va todo rodado hasta ese choque del ascenso contra el Jaén. ¿Qué sintió tras producirse?
– Definitivamente este será un momento inolvidable de mi carrera, hay pocas cosas mejores que un ascenso, ves que todo lo hecho durante la campaña merece la pena, que el trabajo duro da resultado y que saltas a una categoría mejor. 

–En el momento de la verdad, en ese ‘playoff’, vimos al mejor Obi Okafor de toda la temporada...
–Es que son una historia totalmente diferente, tienes que jugar con mucha energía, son cuatro partidos en cuatro días pero en mi cabeza no pensé en llegar bien al siguiente sino en jugar al máximo cada uno de ellos. Podría llegar el cansancio o no, pero mi foco estaba en jugar duro cada día. Además nuestro preparador nos ayudó mucho a recuperarnos tras cada partido, sentí que llegamos más frescos y descansados que otros equipos

–¿Cómo ha conectado con el técnico Luis Castillo?
–Tengo una buena relación con Luis, es un buen tío, nos hemos entendido muy bien y sobre todo lo más importante es que desde el inicio tanto él como el club sentí que confiaban en mí. Desde el primer día me trasladó que si consideraba que debía tirar un tiro lo hiciera, que no tuviera miedo a cometer errores, e hizo que en mi cabeza una de las prioridades pasara a ser no decepcionarle, porque él era quien había apostado por mí.Mi planteamiento fue: voy a dar lo máximo y a intentar ayudar en la manera que más necesite al equipo.

–Se ha destacado de su juego el que fuera capaz de marcar diferencias sin ser individualista, que es algo que de forma habitual sucede con jugadores americanos llamados a ser referentes.
–Mi estilo de juego es jugar para ganar, no para hacer mis números. Quizá algunos partidos tenga que tomar bastantes tiros, otros muy pocos… pero intento leer cuándo se requiere cada cosa. Intento no fijarme en cuántos lanzamientos tomo, sino en ser efectivo con los que haga y con mi aportación.

«Me gusta León y es un gran lugar para jugar a basket, pero hay tiempo para pensar en el futuro y negociar»

–¿Cómo vivió esa celebración del ascenso en la Plaza de San Marcelo?
–Estaba preocupado porque estaba lloviendo, pero cuando bajamos del autobús y vi tanta gente me sorprendió, no había vivido una situación así nunca. El baloncesto americano es diferente, hay fans pero es totalmente diferente a Europa. Sentí el cariño de la gente, no es sencillo con una persona que llega a mitad de temporad ay no habla su idioma, pero me emocionó escuchar los gritos de ‘Obi, Obi’. Fue una experiencia diferente que disfruté muchísimo 

–Y la pregunta que se harán muchos de ellos... ¿seguirá el año que viene?
–Tengo que hablar con mi agente y analizar cuál es el mejor siguiente paso para mí. Sólo tengo buenas palabras y cariño para León y la Cultural, pero ahora mismo quiero irme a mi casa con mi familia y descansar antes de pensar en ello, queda mucho verano para negociar.

–¿Pero le gustaría seguir?
–Me gusta León, es un gran lugar para jugar baloncesto y hace ilusión especialmente ahora el año que viene en Plata, claro que es una opción que me gusta

Lo más leído