Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
De un asturiano y una leonesa nace... Pimpinela

De un asturiano y una leonesa nace... Pimpinela

CULTURAS IR

La leonesa de Gordón, María Engracia Cuervo, con sus dos hijos, los famosos integrantes del grupo de música argentina Pimpinela, habituales en España. Ampliar imagen La leonesa de Gordón, María Engracia Cuervo, con sus dos hijos, los famosos integrantes del grupo de música argentina Pimpinela, habituales en España.
Fulgencio Fernández | 23/02/2020 A A
Imprimir
De un asturiano y una leonesa nace... Pimpinela
Obituario ‘La mamá de los Pimpinela’ repetía estos días la prensa argentina al dar cuenta del fallecimiento de esta leonesa de Geras, casada con un asturiano y emigrantes los dos a aquel país donde esta mujer "pasó lo suyo"
En esas crónicas de la emigración que tantas veces vienen con nombres de leoneses nos llegó hace unas semanas una con un titular claro: «Muere a los 96 años la española María Engracia Cuervo, madre de los dos hermanos Joaquín y Lucía Galán, los Pimpinela».

La española es realmente leonesa, de la comarca de Gordón, concretamente de Geras. Allí la recuerdan perfectamente y también como siendo joven iba a pasar temporada en otra Pola, la de Somiedo, donde tenía familia. Allí conoció a un asturiano, Joaquín Galán, muy aficionado a tocar la gaita y que decidió emigrar a la Argentina de Perón en busca de mejor futuro. Ya eran novios la leonesa y el asturiano.

Mantuvieron cuatro años de noviazgo por carta y con pocas posibilidades de verse, por lo que María Engracia no dudó el coger el barco e ir a encontrarse con su novio asturiano. Embarcó en Vigo en el barco ‘Monte Urbasa’, haciendo varias escalas –Lisboa, Canarias, Salvador de Bahía y Río de Janeiro– para llegar a Buenos Aires el 26 de julio de 1952. Yallí se casaron y tuvieron a sus hijos Joaquín y Lucía Galán, a los que Joaquín padre inculcó la pasión por la música pues, recordaba Joaquín hijo en una visita a Asturias, «papá nos despertaba a toque de gaita».

Podría parecer que con el triunfo de sus hijos llegaría una vida plácida para este matrimonio asturleonés; sin embargo, en una biografía del dúo publicada hace unos años Lucía desvelaba una historia llena de momentos muy complicados. «Papá era una persona entrañable de quien heredamos la vocación por la música, y se fue muy pronto porque tenía una terrible enfermedad llamada alcoholismo. Y por tener esa adicción fue una de las dificultades que hay que superar en familia y unidos».

EL fallecimiento del marido dejó dolor en la leonesa, pero también una evidente liberación de un clima a buen seguro agobiante en la familia. Hace unos años recibió un homenaje de la Casa de Castilla y León en Buenos Aires, donde la leonesa desgranó un buen número de anécdotas de su infancia leonesa y su viaje a Argentina.

El fallecimiento de la leonesa tuvo gran repercusión en Argentina.
Volver arriba
Newsletter