Publicidad
Cultural 2 - Lorca 1: La Cultural encuentra luz en la niebla

Cultural 2 - Lorca 1: La Cultural encuentra luz en la niebla

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso | 14/01/2018 A A
Imprimir
Cultural 2 - Lorca 1: La Cultural encuentra luz en la niebla
Segunda División Los leoneses cumplen ante el Lorca y para alejarse del descenso en un agónico final en el que remontaron un tanto murciano con goles de Señé y Sergio Marcos en su debut
Poco importaba el cómo este domingo en el Reino de León. Parecía que los elementos se querían unir para evitar primero que se jugase el partido y después que una tarde que pintaba gris se terminara por convertirse en negra.

Pero ni la nieve, ni más tarde la niebla, ni siquiera un nuevo amago de harakiri evitaron que la Cultural lograra frente a su afición un triunfo de una importancia capital que permite alejar el descenso a cinco puntos y a los tres últimos clasificados a nada menos que diez.

Porque llegaba al Reino el Lorca, un rival directo por la salvación, con el ambiente tremendamente revuelto y no solo por lo metereológico. El equipo de Fabri estaba dispuesto a ‘pescar’ algo en un partido que comenzaba ya una hora antes, cuando se daba a conocer que ni Yelko Pino ni Emi Buendía formaban parte de la convocatoria de la Cultural. Esta era la primera consecuencia visible de un ‘affaire’, el del sábado, que a buen seguro ayudarán a olvidar tres puntos que no pudieron llegar sin el debido sufrimiento al que esta abonado el conjunto leonés.

Y es que los de Rubén de la Barrera, que más tarde reconocía que la decisión era exclusivamente suya volvió a mandar en su campo al igual que a carecer de esa efectividad de cara a la portería rival que ha pasado de ser una virtud a un hándicap. El Lorca demostró desde el inicio marcarse como claro objetivo lograr el empate y a partir de ahí, recibir con los brazos abiertos cualquier regalo que pudiera llegar víctima del nerviosismo que supusiera el paso de los minutos y un resultado no favorable a los locales.

Un guión que se fue cumpliendo punto por punto como si de una pesadilla de película propia del contexto que suponía la niebla que envolvía el estadio y que fue cerrándose hasta el punto de dificultar la visión de los espectadores de ambos fondos según se desarrollaba el encuentro.

Samu Delgado entró en el once para cubrir esa ausencia de Buendía acompañando por detrás de Rodri a Señé y Moutinho, que generaron prácticamente todo el peligro de la Cultural en la primera mitad. Jugando prácticamente todo el tiempo en campo contrario y pisando área rival continuamente, le volvió a faltar a los leoneses claridad en los últimos metros con apenas dos ocasiones claras en los primeros 45 minutos, una de Samu que salvaba Peña en última instancia con Dorronsoro ya batido y otro de Moutinho al borde del descanso que se marchaba a escasos centímetros de la escuadra murciana.

Señé, que anotaba el gol del empate y le daba a Sergio Marcos el de la victoria, fue decisivo en el tramo finalLas cosas del fútbol, casi en las mismas ocasiones inquietó la portería que volvía a defender Palatsí el Lorca. Los murcianos no generaron más peligro que el que le permitían los contraataques, los errores en la salida del balón de la Cultural y cualquier balón parado fuera cual fuera su posición en el terreno de juego. Sobre ello, los murcianos a punto estuvieron de adelantarse en un tramo en el ecuador de la primera parte en el que Manu Apeh, algo forzado, remató alto un córner en el segundo palo y Onwu mandaba también desviado un disparo desde la frontal que despertó los primeros y ya no inesperados pitos.

De la Barrera corregía lo que parecía reconocer como un error en el once en el tiempo de descanso con la entrada de Guarrotxena por Samu Delgado y el vasco, seguro que sin aceptar lo que no deja de ser un papel secundario, volvió subir el nivel del equipo desde el banquillo en un rol que parece haber multiplicado su rendimiento.

Su entrada añadía mordiente en ataque a una Cultural que encontraba en Mario Ortiz su faro y que volvería a encontrarse con los fantasmas del pasado en un nuevo regalo en defensa.

Y es que una vez más volvió a pegarse un disparo en el pie la Cultural, esta vez con Iván González como protagonista. El central cometía un error infantil en un balón que tenía ganado, enganchó dentro del área a Manu Apeh en una pugna decretando el colegiado un claro penalti que Javi Muñoz se encargaba de convertir para desatar, ya sí, la desesperación del Reino de León y superar con creces cualquier expectativa que el conjunto murciano se hubiera marcado a su llegada.

Pero si a algo no ha renunciado la Cultural es a ese carácter competitivo que le lleva a no arrojar nunca la toalla. De la Barrera, esta vez sí, demostró contar con más variantes en el banquillo y arriesgó apostando por una defensa de tres con Iza y Aridai como carrileros y especialmente la entrada de Sergio Marcos, que debutaba.

Los cambios dieron resultado y la Cultural se fue sin complejos a remendar sus errores. Señé, con una genial acción individual en la que recibía el balón de espaldas en la frontal, se giraba y batía a Dorronsoro con un potente disparo hacía que tanto su equipo como el Reino creyeran en la remontada con 20 minutos aún por jugarse de los que apenas se disputaron 10 dadas las continuas interrupciones del juego de los visitantes.

No se replanteó la situación la Cultural, que continuó arriesgando, se vio obligada a parar varia contras con amarillas que suponen sanción para Rodri e Iván González y a punto estuvo de pagarlo cuando a falta de dos para el 90 Abel Gómez estrellaba en el larguero un contraataque con Palatsí ya superado.

Pero esta vez la moneda cayó de cara. En esa misma jugada y en una acción que deja a las claras la brillantez del fútbol de este equipo con espacios, la Cultural se plantó en cuatro pases en el área rival con Señé dejando el balón para que Sergio Marcos firmase de volea un debut de ensueño y hacer estallar de júbilo la grada.

Esta vez sí se supo jugar los minutos finales, matando un partido que con sangre, sudor y lágrimas, permite a la Cultural coger aire sobre el descenso, viajar a Pamplona sin obligaciones y coger una referencia para lo que será otra guerra ante el Sevilla Atlético.
Volver arriba
Newsletter