Publicidad
Cultural 1 - Real Unión 1: 'El golazo habitual y el error de siempre'

Cultural 1 - Real Unión 1: 'El golazo habitual y el error de siempre'

DEPORTES IR

Jesús Coca Aguilera | 22/01/2022 A A
Imprimir
Cultural 1 - Real Unión 1: 'El golazo habitual y el error de siempre'
Fútbol / Primera RFEF Un doble fallo de Fran Cruz al cometer un evitable penalti y del árbitro al expulsarle lastra a una Cultural que se adelantó con un ‘zapatazo’ de Gaztañaga y fue superior con 11 y con 10
«Sí, soy pesimista, pero yo no tengo la culpa de que la realidad sea la que es», dijo en una ocasión un maestro de la escritura como era José Saramago. Una actitud ante la vida que bien podrían tomar como norma los aficionados de la Cultural, acostumbrados a esperarse lo peor aunque lo que estén viendo en ese momento les debiera dirigir a un pensamiento positivo.

Siempre puede pasar algo, casi siempre negativo, en un equipo acostumbrado a convertirse en viral por las redes sociales esta temporada. Por lo bueno, porque parece que sólo saben meter golazos, el de este sábado espectacular con un ‘zapatazo’ lejano por la escuadra de Gaztañaga para adelantarse. Y por lo malo, sea por los errores propios o porque vengan acompañados de una de esas decisiones arbitrales difíciles de explicar.

Resumir todo un partido en una jugada es atrevido. Pero hay acciones que lo condicionan por completo. Fue el caso de la sucedida recién comenzada la segunda mitad, con los leoneses por delante en el marcador tras una buena primera parte en la que habían sido muy superiores hasta el gol y visto cómo el choque se nivelaba luego.

De un saque de banda Gaztañaga se inventó el 1-0 con un disparo escorado y muy lejano a la escuadra Entonces en un pase al hueco Seguín le cogía la espalda al debutante Fran Cruz, con la posición ganada pero el balón dividido el defensa culturalista se equivocaba al agarrarle ligeramente y el extremo lo aprovechaba para tirarse. ¿Penalti? Podría discutirse, pero lo es. ¿Expulsión? Nunca, pero llegó.

El peor debut posible tuvo el exjugador del Extremadura, que hasta entonces había dejado una gran imagen con la contundencia de virtud, pero ahí acababa dejando a su equipo con diez con más de 40 minutos por delante y viendo cómo, al engañar Capelete a Sotres en el lanzamiento, la pena máxima traería también consigo el 1-1 que ya no se movería del marcador.

De la nada le llegaba el mazazo habitual a una Cultural que hasta entonces había convencido, en especialmente en unos 23 primeros minutos con un gol marcado y dos acariciados, con Álvaro Juan muy activo ante la ausencia por covid de Aarón, y Gaztañaga liderando como pocas veces el centro del campo.

El balón parado ha dejado de ser la salvación ofensiva de gran parte de la temporada, pero de un córner estuvo a punto de llegar el 1-0 de Gaztañaga con una gran volea en la frontal que daba en la cabeza de un defensor cuando iba dentro. Era el aviso de lo que vendría, tanto porque el siguiente trallazo del vasco iría para dentro, como porque el árbitro señaló saque de puerta.

Vitoria ‘perdonó’ el 1-0 en un cabezazo solo en área pequeña y tuvo el 2-1 en una floja volea en posición clara Se esfumaba ahí el tanto y también al cuarto de hora, cuando Vitoria, en área pequeña y libre de marca tras un gran centro de Castañeda, cabeceaba inexplicablemente desviado, fallando una gran ocasión y evitando poner la guinda a unos primeros 45 minutos en los que en todo ese trabajo sucio y juego de espaldas que no se ve había estado sobresaliente.

Sin embargo, es la Cultural. Hay más opciones de que marque el gol de la jornada que un remate sencillo. Así fue. Controló Gaztañaga a 30 metros del área y escorado hacia la izquierda un saque de banda, levantó la cabeza al ver que no le venían a presionar y soltó un ‘misil’ a la escuadra contraria que sólo pudo ver Irazusta y se convirtió en el 1-0.

¿De ahí al descanso? Sí tocó sufrir, en especial por una banda derecha donde Benito se lesionó en el calentamiento y Mangana fue el ‘coladero’ habitual. Eso sí, la mejor ocasión vino en un cabezazo tras una jugada por el lado contrario, y se encontró con la buena parada de reflejos de un Sotres muy seguro de principio a fin.

Aguantó aún así el resultado hasta el descanso la Cultural, pero entonces llegó esa jugada desgraciada del empate. Y pese a jugar tanto tiempo con un jugador menos, si alguien pudo ganar fue el equipo local, en una volea en posición clara de Vitoria que fue a las manos del portero o en un cabezazo de Moreno a la salida de un saque de esquina.

Seguí cogió la espalda a Fran y este le agarró provocando el 1-1 de penalti y el jugar desde el minuto 48 con 10 Pocas balas con las que acertar, pero es que menos tuvo el Real Unión, más allá de un contraataque de dos contra dos en el descuento que Carlos Bravo, recibido con una sonora pitada en su regreso al Reino, malograba en el pase.

Acabó eso sí prevaleciendo en la Cultural, donde debutó también sin margen para entrar apenas en juego Jony Álamo, el no perder en cinco minutos lo que no había sido capaz de ganar en 90, con el equipo yéndose atrás en el tramo final e incluso recibiendo amonestaciones por pérdida de tiempo. Y se conformó también con el 1-1 un Real Unión consciente de que su única superioridad había sido la numérica.

Los datos son irrebatibles. En cuatro partidos Curro Torres aún no ha ganado. En los seis últimos partidos de liga, la Cultural tampoco. Esta vez, el empate sí viene al menos acompañado de la opción de escoger quedarse con las sensaciones más que con el resultado.
Volver arriba
Newsletter