Publicidad
Cultural 0 - Zaragoza 1: 'Un eterno ‘déjà vu’ en el Reino'

Cultural 0 - Zaragoza 1: 'Un eterno ‘déjà vu’ en el Reino'

DEPORTES IR

Señé pelea con un balón dividido con la zaga del Zaragoza. | DANIEL MARTIN Ampliar imagen Señé pelea con un balón dividido con la zaga del Zaragoza. | DANIEL MARTIN
Jesús Coca Aguilera | 31/03/2018 A A
Imprimir
Cultural 0 - Zaragoza 1: 'Un eterno ‘déjà vu’ en el Reino'
Segunda División Borja Iglesias aprovecha un error defensivo para dar los tres puntos al Zaragoza / La Cultural tuvo con 0-0 su ocasión más clara y reclamó un penalti sobre Rodri en la segunda mitad
Cada derrota de la Cultural esta temporada parece cortada por el mismo patrón. Como un eterno ‘déjà vu’ que se repite con demasiada frecuencia en los últimos meses, un partido de los leoneses deja las mismas condenas y lamentos, las mismas penas y sensaciones, el mismo sabor amargo.

El de este sábado fue sólo uno más. De nuevo, por cuarta vez en la temporada en el Reino de León, un equipo se llevó los tres puntos. Como en prácticamente todas ellas, no hizo más que los leoneses para merecerlo, pero supo jugar mejor sus bazas para llevarse el ‘gato al agua’.

0-1 ganó el Zaragoza, que se agarra a los puestos de ‘playoff’ de ascenso al lograr en León su séptima victoria en los últimos ocho partidos y deja a la Cultural pendiente de que sus rivales tampoco acierten para seguir teniendo la permanencia a tiro.

Sólo un gol hubo en el Reino y, para no romper la costumbre, vino de un error defensivo... aunque también del acierto de un tremendo delantero como es Borja Iglesias, al que el Reino se le da de fábula.El año pasado se exhibió con el Celta B. Y este verano los leoneses pujaron fuerte por su contratación, siendo el Zaragoza quien se llevó el gato al agua e incorporando los de De la Barrera a Rodri. Una diferencia sustancial que fue la que realmente ayer separó a ambos equipos.

Iglesias cogió la espalda a Iza, aprovechó que Palatsí se quedó a media salida y cruzó un balón que entró ‘llorando’ Porque, la primera clara que tuvo, fue para dentro. Llegó el único gol en el minuto 26 tras un balón largo en el que Iglesias aprovechaba la autopista que un partido tras otro es la banda derecha culturalista. Le cogió la espalda a Carcelén, aprovechó que Palatsí se quedaba a media salida cuando parecía que podía haber llegado y en el mano a mano escorado hacia la izquierda cruzaba el balón a la perfección para que entrara ‘llorando’ pegado al palo izquierdo.

Otra vez tocaba ir a remolque. Y eso que antes había tenido la Cultural una ocasión inmejorable para adelantarse... aunque también de dos llegadas claras habían disfrutado los maños.

Y es que, sin el gol pudo hacer mucho más Palatsí, antes había salvado por dos veces a su equipo. La primera, en el minuto 2, cuando un extraordinario pase de Borja Iglesias ponía solo a Pombo ante el meta, que salía muy rápido y le tapaba todos los espacios deteniendo su tiro. ¿La segunda? En un tiro de Borja Iglesias que, tras revolverse entre tres defensores dentro del área, sacaba un disparo cruzado y raso que el portero acertaba a despejar.

Por el medio de ellos llegó la oportunidad más clara del partido para los leoneses. Tras una buena triangulación el balón le llegaba en la izquierda a Víctor, que ponía un pase atrás que llegaba para rematar en el primer palo la gran sorpresa de la alineación titular, un Antonio que jugó en la banda izquierda y cuajó una buena actuación, y cuyo disparo lo sacaba a córner Cristian tras golpearle en la cara.

Con 0-0, Palatsí salvó dos claras ocasiones mañas y Cristian evitó con la cara el gol de Antonio Martínez La fortuna volvía a dar la espalda a los leoneses, que se iban a vestuarios sabiendo que de nuevo iba a ser necesaria una remontada. Y apretarse se apretó en su busca, pero realmente llegadas claras apenas hubo, produciéndose a balón parado la mayor sensación de peligro.

Hubo dos faltas al borde del área, en situación inmejorable, centradas y un par de pasos por detrás del área grande, que Señé y Buendía lanzaron mal sin acercarse ni siquiera al gol. Hubo dos lanzamientos de esquina cabeceados, uno por Señé y otro por Zuiverloon, que defensores maños sacaban prácticamente bajo palos. Y también como casi siempre, hubo polémica, con los dos equipos acabando con diez hombres sobre el césped y la Cultural reclamando un penalti.

Una pena máxima dudosa y que ni las repeticiones televisivas aciertan a aclarar, pero en el que más allá de si el contacto es suficiente o no, estuvo demasiado lento un Rodri que volvió a cuajar un pésimo partido. Buendía, que lo intentó una y otra vez pero sin apenas acierto, le dejaba absolutamente solo ante el meta con un pase magistral, pero el delantero no llegaba a disparar y al mínimo contacto buscaba el penalti que el colegiado no señalaba.

Zuiverloon fue expulsado por doble amarilla, pero 13 minutos después también el Zaragoza se quedó con diez Fue lo más cerca que estuvo del empate una Cultural que, eso sí, llegaba viva hasta el final, pues el Zaragoza no pudo matar el partido en las contras de que dispuso. Eso sí, en una de ellas, que Palatsí sacaba con el pie con Delmas solo ante él, una clara falta anterior para cortarla suponía la expulsión de Zuiverloon por doble amarilla, pues había visto la primera al filo del descanso por golpear al portero rival en un salto.

No obstante, sólo 13 minutos jugaba con un hombre menos la Cultural, puesto que a nueve para el final Salvador forzaba la segunda amonestación de Grippo, devolviendo la esperanza a una grada que presentó una de las mejores entradas de la temporada y empujó a su equipo hasta el final pese al resultado adverso.

Sin embargo, la igualada ni siquiera llegó a estar cerca. Otro contratiempo más que acerca el abismo, pero que no debe hacer olvidar que sigue a tiro la salvación. De la Barrera, que vio el partido en una cabina de prensa por su expulsión, dejando los mandos a Mourelo, tiene salvo gran sorpresa el puesto garantizado. Los que hay son los que pueden sacar al equipo del ‘pozo’. La próxima semana, ante un rival directo como el Barcelona B, llegará otra final para intentar volver a desterrar el pesimismo.
Volver arriba
Newsletter