Publicidad
Cultural 0 - Celta B 3: 'Una derrota sonrojante'

Cultural 0 - Celta B 3: 'Una derrota sonrojante'

DEPORTES IR

Un instante del partido del Reino. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Un instante del partido del Reino. | MAURICIO PEÑA
Jorge Alonso Macía | 11/04/2021 A A
Imprimir
Cultural 0 - Celta B 3: 'Una derrota sonrojante'
Segunda B Exhibición del filial gallego en el Reino de León, por el que pasó como un torbellino que dominó el encuentro de inicio a fin y goleó a un equipo leonés sin ningún argumento
De ser una oportunidad para poner un pie en el ‘playoff’ de ascenso a destapar todas las carencias de un equipo que demostró estar muy lejos de poder optar a algo importante esta campaña. 90 minutos sirvieron ayer para llevar a la Cultural del cielo a los infiernos y es que en ellos le arrastró un torbellino llamado Celta B. El filial celeste pasó como una apisonadora por el Reino de León, que conquistó dominando el partido de inicio fin y vapuleando a una Cultural sin argumentos, que celebraba el empate como un triunfo ante la batería de ocasiones visitante y terminó rindiéndose a la evidencia de caer ante un equipo que simplemente fue mucho mejor.

Y lo cierto es que no apuntaba a la hecatombe que resultó siendo el inicio del partido, en el que la Cultural estuvo bien e incluso generó un par de llegadas peligrosas, la más importante un mano a mano de Héctor que finalmente anulaba el colegiado por fuera de juego.

Pero le duraron menos de un cuarto de hora las buenas sensaciones al equipo leonés, que veía como en la primera llegada del Celta B se encontraba un penalti en contra. El primer córner de los celestes servía para que, a juicio del colegiado asturiano García Riesgo (que firmó un desastroso arbitraje del que solo le salvó la diferencia entre equipos), Galas derribara a Cunha en la búsqueda del remate decretando la pena máxima. Por suerte, salvaba la primera bala la Cultural, que veía como Holsgrove estrellaba el balón en el palo cuando Zubiaurre ya se había vencido al lado contrario.

Tras un buen inicio, un penalti en contra sacó a la Cultural del partido, al que ya no regresaría nuncaFue el principio del fin, porque a partir de ese momento la Cultural desapareció del terreno de juego... o el Celta B le borró. El filial celeste se hizo dueño y señor del balón con Holsgrove manejando el partido a su antojo en una auténtica exhibición, obligando al equipo leonés a correr detrás del esférico y a centrarse en achicar agua, no sin problemas, durante todo el partido de Theresin y por suerte solo durante 20 minutos de Galas. El centro del campo, con Idiakez insistiendo en la pareja Marcos - Luque, desactivada sin balón, no sumó la ayuda defensiva que quizás necesitaron Mario Sánchez y Eric Montes, de nuevo como laterales improvisados.

De hecho, el mejor de la Cultural en la primera parte fue Andoni Zubiaurre, que salvó dos ocasiones claras, la primera un remate de Veiga en el segundo palo y la segunda ante Manu Justo en un mano a mano que, como el inicial de Héctor, también quedaba anulado por fuera de juego.

Más allá de eso estuvo desaparecida una Cultural incapaz de conectar dos pases seguidos y en la que apenas se puede contabilizar una ocasión de Dioni, que tras una buena combinación con Pipo remató suave a las manos de Sequeira.

El 0-0 al descanso era sin duda la mejor noticia para una Cultural que pedía cambios a gritos, pero que no encontraba esa reacción en un Idiakez que tardó 57 minutos en darse cuenta de que su plan inicial no funcionaba. Esos 12 minutos extra de la segunda mitad no solo no cambiaron nada sino que profundizaron en un guión que solo tenía un final posible, la derrota de la Cultural.

Además, tampoco tuvo suerte el equipo leonés, que con la entrada de Castañeda recomponía al equipo devolviendo a Sánchez y Montes a su posición natural mejorando las sensaciones, pero solo eso, de forma casi inmediata. Sin embargo, poco le duró la alegría y es que Galas sufría una nueva lesión muscular que le obligaba a retirarse del campo y a Idiakez a recomponer su defensa dando entrada a Abad devolviendo a Sánchez a la izquierda.

Entre medias, el omnipresente Holsgrove ponía una y otra vez en peligro la portería de Zubiaurre si bien la Cultural a punto estuvo de marcar con un buen centro de Luque que Héctor no remató de cabeza solo dentro del área pequeña por milímetros.

Holsgrove dio una gran exhibición en el centro del campo y Solís ajustició a los leoneses en 15 minutosFue un oasis en medio del desierto que fue la Cultural porque a partir de ahí, en el último cuarto de hora, el Celta B encontró lo único que le había faltado durante todo el partido, el acierto.

Lo hizo en la figura de un Alberto Solís que salió coronado de León en una tarde que a buen seguro no olvidará y que comenzó con un regalo. Pipo, terrible en ataque, perdió un balón muy cerca de su propia área que Holsgrove, quién si no, puso a la perfección al segundo palo para que el extremo anotase a placer un 0-1 tan doloroso como esperado.

A partir de ahí se cayó definitivamente la Cultural, incapaz de generar el más mínimo peligro con toda su artillería sobre el terreno de juego y que veía como pocos minutos después del primero, el propio Solís recibía un balón en la esquina del área y lo mandaba directamente a la escuadra del palo largo de la portería para anotar un tanto que encontró la merecida ovación del Reino, rendido a la evidencia.

Para redondear la tarde y terminar de sonrojar a la Cultural, ya en el descuento el ‘10’ del Celta B recibía un balón desde la derecha en la frontal del área que colocaba milimétricamente a la cepa del palo derecho de la portería de Zubiaurre para con su ayuda cerrar una tarde para enmarcar de todo su equipo.

No hay remiendos que valgan para semejante derrota, que a mayor problema sumó no solo la lesión de Galas sino también la de Luque, que se unen a una lista que si bien ni Idiakez ni la Cultural quieren desvelar, pero que ya incluye a Kawaya, Álvaro Juan y Samu Araújo. Malas noticias que se suceden para un equipo que, pese a todo, depende de sí mismo para clasificarse para la fase de ascenso. Llega ahora un momento clave, el de que el equipo se termine de caer y no levante cabeza o de utilizarlo para espolear a la plantilla en lo que queda. El Ruta de la Plata de Zamora el próximo domingo lo desvelará.
Volver arriba
Newsletter