Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Miércoles, 20 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

Corullón ultima el local para trasformados que será sede de la cooperativa de cerezas

Corullón ultima el local para trasformados que será sede de la cooperativa de cerezas

ACTUALIDAD IR

Imagen de los trabajos agrícolas en Corullón, donde la cereza se ha convertido en un símbolo y en un eje económico de futuro. | ICAL Ampliar imagen Imagen de los trabajos agrícolas en Corullón, donde la cereza se ha convertido en un símbolo y en un eje económico de futuro. | ICAL
Mar Iglesias | 13/03/2019 A A
Imprimir
Corullón ultima el local para trasformados que será sede de la cooperativa de cerezas
Municipal Allí comenzará a funcionar la futura asociación de productores, también los castañicultores y será alquilable a quienes quieran usar su maquinaria propiedad municipal de inicio
El Ayuntamiento de Corullón ya está dando los primeros pasos para tener listo el local donde comenzarán a trabajar los futuros socios de la agrupación de productores de cerezas de la localidad, que después se convertirá en cooperativa. Se trata de una nave «para transformados», explica el alcalde de la localidad, Luis Alberto Arias, donde también podrán trabajar los castañicultores y donde se espera incluso poder realizar un mercadillo periódico de productos agrícolas «queremos que sea un mercado abierto a todo el que quiera comprar productos de la huerta de la zona un día determinado», explica.

La intención final es que sea un mercado ecológico, aunque para eso se requieren unos tres años aún, pero los pasos van avanzando. Es el mismo tiempo que ha llevado conseguir avanzar en este proyecto, desde que se iniciaron las ayudas para la plantación de cerezos y recuperación de castaños. Bajo el nombre de ‘Mil cereixais’ y ‘Mil castiñeiros’, el consistorio berciano ha sacado ayudas, por valor de 5.000 euros en cada caso con el fin de expandir la plantación de cerezos y recuperar los sotos de castaño.

Bajo el nombre de Mil cereixais y Mil castiñeiros, el consistorio saca ayudas de 5.000 euros en cada casoSegún Arias, en los dos años anteriores en los que se ha realizado esta propuesta, se han superado las cifras límite «el primer año repartimos 1.100 cerezos y el segundo 1.300. Este, aunque la solicitud acaba el 26 de marzo, ya tenemos la mitad», dice, en cuanto a solicitudes de cerezos.

Con lo que respecta a los castaños «todos lo años completamos la ayuda» para la recuperación de los castaños con destino a la regeneración del medio rural, realizando sobre los árboles labores de limpieza y mantenimiento durante cinco años desde que se concede la subvención. Arias asegura que se ha notado esas ayudas porque comienza a interesar la vuelta al campo «sobre todo de los castaños, porque los cerezos son más trabajosos».

Además, la castaña ha reportado mejores cosechas en los últimos años que la cereza, aunque confía en que siga avanzando la producción en Corullón donde se ha apostado por este cultivo incluso con dos rutas turísticas para hacer de él un pequeño Jerte donde poder ver los cerezos en flor.

Esos primeros pasos de ayudas van enfocados a crear esa agrupación de productores de la cereza que lleva un trienio gestándose y que Arias espera que se haga «aunque ahora vienen las elecciones y no sabemos qué pasará», explica, al tiempo que añade que él volverá a intentar mantener la Alcaldía para dar continuidad a estos proyectos. Pero, sea como sea, espera que la idea siga su curso, porque «interesa mucho», subraya.

En las primeras reuniones con los productores han manifestado su intención de participar en este proyecto conjunto 70 productores, que son la mitad del total.

El apoyo del ayuntamiento en este sentido ha sido fundamental para conseguir ese empuje, consiguiendo sufragar una inversión de 150.000 euros para el local acondicionado con toda la maquinaria requerida para cumplir con la normativa sanitaria y con los criterios de trazabilidad que exige la Marca de Garantía.

Ese local también tendrá otro uso novedoso que Arias ha conocido en el País Vasco y en Francia y es el alquiler a los interesados en utilizar su maquinaria «si alguien hace alguna confitura y quiere enfrascarla incluso para comercializar, puede hacerlo aunque no sea de la asociación». Abonaría un alquiler que serviría para mejorar la maquinaria o mantenerla y así se cerraría el círculo para conseguir que la agricultura, en un futuro ecológica, sea la bandera de futuro del municipio.
Volver arriba
Newsletter