Publicidad
Confederación abandona a "sus muertos"

Confederación abandona a "sus muertos"

CULTURAS IR

Jaime, antiguo vecino de Huelde, coloca unas tejas para tapar un féretro. | F.F. Ampliar imagen Jaime, antiguo vecino de Huelde, coloca unas tejas para tapar un féretro. | F.F.
Fulgencio Fernández | 25/10/2020 A A
Imprimir
Confederación abandona a "sus muertos"
LNC Domingo Un cementerio en Huelde, al pie de la presa de Riaño, está en terrenos de la CHD lo que impide a sus vecinos "hacer nada, ningún arreglo" pero tampoco los hace su propietario, con gran malestar de quienes tienen allí a sus familiares
Un niño de cinco meses, unos pocos octogenarios y, sobre todo, llama la atención n un féretro despintado que muestra su desnudez, sin losa... Jaime Rodríguez, vecino que fue de Huelde, lo tapa con unas tejas para evitar la triste y casi macabra visión. «Esto es imperdonable, el abandono más absoluto, ¡qué pena! ¡Cómo he lamentado traer para aquí al abuelo! Estaría mejor debajo de las aguas del pantano, en su tierra».

- ¿Porqué no lo arregláis?
- No se puede.
- ¿Y eso?
- Es de Confederación, y ya sabes que las cosas de Confederación no se tocan o te la juegas.
- ¿Y porqué no lo arregla Confederación?
- Eso me gustaría saber a mí. Yo se lo he preguntado, pero ni me contestan al escrito ni consigo ninguna respuesta concreta cuando llamo para interesarme.

Y Jaime Rodríguez Tejerina saca de su carpeta los documentos que demuestran cómo se ha dirigido a Confederación por escrito, ya en 2018, y aún no ha recibido respuesta, como tampoco le han dado una explicación coherente cuando llama para interesarse por su escrito. «Ahora me saltan con que con esta pandemia se ha paralizado todo; que yo sepa en 2018 no había nada de esto y tampoco creo que sea tan complicado hacer unas obras en un cementerio. Lo malo es que quienes están ahí son mis antepasados y no me resigno a este olvido. Y ya no te cuento en época de lluvias, que se encharca medio metro...».

La historia arranca en los últimos años de la década de los 60 cuando ante la inminencia del cierre de la presa se levanta este cementerio en Huelde, pequeño, en el que se entierran, según se puede ver en las lápidas, poco más de una decena de vecinos, hasta el año 1987, año del cierre.

El cementerio «es de Confederación», asé se lo han documentado a los vecinos. «Cementerio ubicado en el término municipal de Crémenes, número de parcela 20.144, polígono 5 y pertenece a la Confederación Hidrográfica del Duero, con referencia catastral 24.062.A... etc».

Y saben bien en la comarca lo que supone que un terreno «sea de Confederación». Por lo que este vecino del desaparecido pueblo de Huelde decidió dirigirse al organismo por escrito: «Me dirijo a Vd. para manifestarle el descontento con el lamentable estado en que se encuentra el cementerio de mi pueblo natal, en el que están enterrados tanto mis abuelos como algunos de los vecinos del pueblo fallecidos entre 1965 y 1979 aproximadamente. Mi pueblo era Huelde, que como usted bien sabrá era uno de los nueve pueblos que quedaron anegados por las aguas al construirse el pantano de Riaño» (cerrado en julio del año 1987).

Le detalla después el estado en que se encuentra el cementerio, pese a que en la parte exterior sí lo han arreglado vecinos que tienen allí familiares enterrados, podando por ejemplo una enredadera de maleza que iba reventando todo el tejadillo. «El estado actual es más que penoso, demuestra un abandono total y absoluto. Muros rajados y desconchados, tejas que no se han repuesto, uralitas que cubren los nichos rotas; lo que provoca que se filtre el agua y enredaderas apoderándose del terreno, tanto interior como exterior. O sea, de pena».

Y trata de apelar a su humanidad. «Creo que ni mis antepasados, ni los del resto de los vecinos que están enterrados allí se merecen ese abandono tan manifiesto».

Pero tampoco surtió efecto, el olvidado no tiene quien le escriba, al menos desde Confederación. Un dolor que se hace más patente cuando se acerca un nuevo 1 de noviembre...
Volver arriba
Newsletter