Compartir la tierra

Compartir la tierra

OPINIóN IR

13/05/2022 A A
Imprimir
Compartir la tierra
La Titularidad Compartida (TC) es una forma de gestionar bajo un mismo código de identificación fiscal una explotación agroganadera formada por dos cónyuges o parejas de hecho, que cotizan a la Seguridad Social como autónomos, y que comparten en igualdad de derechos y deberes toda la gestión del negocio. Está regulada esta figura por una Ley promulgada por un gobierno socialista siendo presidente el leonés José Luis Rodríguez Zapatero, y tuvieron que pasar varios años hasta que se empezaron a ver los resultados. El atractivo ha llegado cuando las parejas de agricultores y agricultoras han visto ventajas frente a la gestión individual o frente a otras figuras asociativas, ventajas derivadas de lo que dice la Ley y del desarrollo que de la misma han hecho distintas administraciones con competencias agrarias. Esto en León se ha entendido bien, pues desde el principio hemos ido a la cabeza en la constitución de titularidades compartidas, representando en la actualidad el 15,6 por ciento de todas las que hay en funcionamiento en España. Con los últimos datos oficiales, en la provincia se gestionan así 155 explotaciones de 310 profesionales, y es un acicate para la incorporación de la mujer a la actividad agraria. Pero parece mentira que haya administraciones que no se dan cuenta de esta realidad, como la Consejería de Medio Ambiente, que todavía tiene bloqueados algunos pagos a explotaciones gestionadas como TC porque su asesoría jurídica no ve claro el cómo hacerlo, o más recientemente la Diputación de León, que arrienda fincas de su propiedad excluyendo a las titularidades compartidas. Mientras se sigue allanando el camino, lo importante es que la sociedad afectiva y económica, que conforma la pareja, funcione bien, porque hay cosas que no dan solucionadas las leyes, corresponde solucionarlas a las personas. Nadie ha dicho que gestionar sociedades sea sencillo, aunque la sociedad sea solo de dos y entre ambos se hayan jurado amor eterno y lucha conjunta ante todas las adversidades. Y aunque hayan jurado no disolver nunca la TC.
Volver arriba

Newsletter