Publicidad
Cómo solucionar el Error 403 en una web

Cómo solucionar el Error 403 en una web

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 29/09/2020 A A
Imprimir
Cómo solucionar el Error 403 en una web
Tecnologías Las páginas web son todo un entramado de diseño y programación que puede resultar de lo más confuso y mareante
Las páginas web son todo un entramado de diseño y programación que puede resultar de lo más confuso y mareante, sobre todo para aquellos ajenos al sector digital. Una de las bases fundamentales para entender un poco más el lenguaje web son los conocidos como códigos de respuesta HTTP, responsables de indicar si alguna solicitud específica a nivel de servidor o web ha podido resolverse satisfactoriamente.

Dentro de ese abanico de códigos hay una gran cantidad de opciones distintas, cada una con un significado y con un contexto diferentes. Pero, sin duda, un estado http muy habitual es el de http error 403, indicándonos que tenemos falta de permisos. Este error es algo con lo que se topan no solo webmasters y programadores, sino también usuarios que quieren explorar un poco más de la cuenta. Vamos a ayudarte a entender qué significa y cómo se soluciona.

Error 403: qué es y cómo se arregla


El Error 403, al que suele acompañar el texto "Forbidden" es un código de estado HTTP que suele aparecer cuando un usuario intenta acceder a una carpeta a la que no tiene permiso dentro de un servidor. De esta forma, la respuesta que recibe es una negativa que le impide avanzar por el camino que estaba siguiendo. Por lo general, es algo que siempre tiene lugar en el lado del usuario que trata de entrar en la página web.

De hecho, su principal diferencia respecto a los errores de la familia 5XX es que estos últimos siempre son del lado del servidor. Conviene recordar, o aclarar para quienes no lo sepan, que todos los códigos de estado HTTP 4XX significan que el problema está en la parte del usuario que está intentando conectar. En este caso concreto, el del código 403, el fallo simplemente radica en una restricción de los permisos de acceso.

También conviene señalar que es un error bastante común y que se puede dar en cualquier tipo de web, sin importar el sistema de gestión de contenidos que tenga o al estructura con la que se haya desarrollado/diseñado. A veces, de hecho, puede ser el fruto de un extremo sistema de seguridad por parte de la empresa que ofrece el servicio de hosting para alojar la web y el servidor al completo.
¿Y cómo se soluciona? Si te ha aparecido este mensaje y quieres ver cómo puedes arreglarlo, sobre todo si se trata de un fallo que aparece en una web tuya, no te preocupes. Vamos a ver primero a qué se puede deber y, después, con un mayor nivel de conocimiento, veremos qué se puede hacer para solucionar el error 403.

Qué causa el error 403


Como ya hemos dicho, este código aparece cuando un usuario intenta entrar en una zona para la que no tiene permisos dentro de un portal web. Al intentarlo, el error 403 te está dejando claro que no tienes permiso para hacerlo y que, por lo tanto, te los tienen que conceder para que puedas acceder a esa sección, carpeta o contenidos que no están a tu alcance.

Ahora bien, a veces este error puede aparecer en zonas que deberían ser accesibles para todo el mundo. En ese caso, debes comprobar cuál es el origen del problema, porque es la clave para averiguar la forma en la que se puede solucionar. Generalmente, la raíz de todo esto se bifurca en dos posibles caminos: por un lado, puede deberse a que no están bien ajustados los permisos de los archivos o las carpetas; por otro lado, puede ser porque no se ha configurado bien el archivo htaccess de la web.

¿Por qué es tan importante ese archivo? El archivo htaccess (Hypertext Access) es un fichero de texto con formato ASCII en el que se definen los parámetros más importantes del directorio de una página web. Es muy útil porque permite modificar la configuración sin tener que adentrarse en la del servidor al completo. Normalmente se usa para establecer restricciones de seguridad, bloqueando direcciones IP o incluso bots. Precisamente por esto que hace es por lo que puede ser el origen del error 403.

Cómo arreglar el error HTTP 403


Evidentemente, viendo la naturaleza de la que puede surgir el error, puedes intuir cómo se puede arreglar el error HTTP 403 en una página web. Una de las primeras comprobaciones que se debe hacer es precisamente en el archivo htaccess. Se debe entrar en él a través del panel de administración de la web o del servidor, con herramientas como cPanel que ofrecen las empresas de hosting. Es posible que el fichero permanezca oculto, por lo que debes activar la opción de ver los archivos ocultos antes de nada.

Una forma rápida de atajar el problema es descargando dicho archivo en tu PC y borrándolo del servidor. Es posible que se encuentre dañado o corrupto, en cuyo caso basta con eliminarlo de los ficheros de la web y guardar los cambios. El server automáticamente hará uno nuevo y ya en perfectas condiciones, aunque es probable que tengas que modificarlo para establecer las restricciones que tuvieras previamente.

Si no se arregla con eso, o modificando el archivo para controlar bien los permisos, lo más probable es que estés usando WordPress y que hayas instalado un plugin problemático. Comprueba si has hecho alguna instalación de este tipo recientemente porque, si es así, todo se arreglará haciendo algo tan sencillo como eliminar dicho plugin de WP.

Puedes ir desactivando plug-ins paulatinamente hasta dar con el que causaba el error. Si, a pesar de hacer esto, tampoco desaparece el código 403, entonces es probable que haya algún problema con tu servicio de hosting. Debes contactar con el equipo de asistencia, explicar tu caso y buscar una solución en conjunto. Aunque, si te atreves, siempre puedes acceder a los ajustes del servidor y buscar la gestión de permisos para cambiarla manualmente, sin pasar por el fichero htaccess.

Si quieres saber más sobre diferentes errores en páginas web y, sobre todo, lo que significa cada uno, aquí tienes más información sobre otros códigos de http: developer.mozilla.org/es/docs/Web/HTTP/Status
Volver arriba
Newsletter