Publicidad
Casi la mitad de los 'Erasmus' leoneses ya han vuelto a casa

Casi la mitad de los 'Erasmus' leoneses ya han vuelto a casa

ACTUALIDAD IR

Saray Franco y María García se encuentran en Italia, mientras que Álvaro Otero está en Rumanía. | L.N.C. Ampliar imagen Saray Franco y María García se encuentran en Italia, mientras que Álvaro Otero está en Rumanía. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 25/03/2020 A A
Imprimir
Casi la mitad de los 'Erasmus' leoneses ya han vuelto a casa
Educación 240 alumnos de la ULE, 61 en Italia, continúan en el extranjero y han optado por no regresar debido a que la situación en España es peor que en su destino
240 de los 422 estudiantes de la Universidad de León (ULE) en programas de movilidad internacional continúan en su destino. De esta manera, casi la mitad de los 'Erasmus' leoneses han decidido volver a casa con varios meses de antelación ante la crisis del coronavirus.

Principalmente, los regresos llegan desde Italia donde solo permanecen 61 de los 144 universitarios desplazados. Según los datos facilitados por la ULE a este periódico, la inmensa mayoría de aquellos que han cogido el billete de vuelta a León tienen la intención de continuar con su 'Erasmus' este curso si mejora la situación actual.

El vicerrector de Relaciones Internacionales de la ULE, Roberto Baelo, asegura que estas semanas están siendo "de mucho trabajo". La institución académica está manteniendo un contacto "continuado" con los estudiantes leoneses de programas de movilidad y se ha cerciorado de que los seguros de cobertura médica internacional funcionarían con totales garantías en el caso de que se necesitasen.

Baelo destaca el comportamiento "ejemplar" de la mayoría de alumnos, quienes están actuando "con responsabilidad" y siendo conscientes de que "se vive una situación excepcional". "A veces surgen dudas o problemas desde el consulado y se ponen nerviosos. Estamos en ese 'impasse' de darles tranquilidad e información", señala el responsable de Relaciones Internacionales de la Universidad de León.

Sobre la disyuntiva de los estudiantes de si regresar o no a la provincia, Baelo asegura que "hay de todo" y que en los últimos días muchos están optando por hacer las maletas. Como reflejan las estadísticas, los vuelos de regreso llegan sobre todo desde Italia, mientras que en otros países "depende de las circunstancias y de los cierres de sus universidades y residencias".

Preocupación por los 'italianos'


Desde la ULE están especialmente atentos al estado de esos estudiantes desplazados a Italia, el país con mayor número de muertos por coronavirus y donde se vive una situación más crítica. Saray Franco y María García son dos leonesas que se encuentran en el país transalpino desde el pasado septiembre y han decidido no regresar a España pese a la crisis del Covid-19.

Ambas instaladas en la pequeña ciudad de Macerata, se consideran afortunadas por no estar en el epicentro del coronavirus en Italia y viven con resignación el confinamiento y la cancelación de muchos de sus planes en un 'año Erasmus' con el que soñaban desde el principio de la carrera. "Los planes que teníamos para los próximos meses, como visitar el sur del país, se nos han chafado", lamenta Saray Franco.

Esta estudiante del último curso de Educación Primaria también se muestra preocupada por las noticias que la llegan desde León y sobre las diferencia a la hora de afrontar el estado de alarma. "Por lo que me están contando, en España no se están tomando tan en serio el tema de la cuarenta. Aquí no se ve a nadie, son ciudades fantasma", apunta.

La rutina de la cuarentena


Por su parte, María García pasa las horas entre clases por videoconferencia y maratones de series. "Vivía con italianas que se han tenido que ir, así que ha venido a mi casa otra chica española que le ha pasado lo mismo. Así, al menos, no pasamos la cuarentena solas. Hacemos la compra más grande para no pisar tanto la calle y 'Netflix' nos salva la vida", bromea la futura maestra.

María García sí que se ha planteado regresar pero, finalmente, esperará a que la pandemia se controle para reencontrarse con los suyos en León. "Un día me llegó un mensaje de la Universidad de Macerata en la que nos ofrecían un avión para volver a España. Me hice a la idea de volver pero desde la ULE nos dijeron que no tenían constancia de ese avión y que era un bulo. Eso sí fue un palo grande porque mi familia se había ilusionado con que volviera", relata.

"Por ahora, hay vida normal"


Más tranquilos son estos días para Álvaro Otero, estudiante leonés de cuarto curso de Ingeniería Mecánica que está realizando su 'Erasmus' en Cluj (Rumanía). Situada en el corazón de la región de Transilvania, Cluj es la segunda ciudad más poblada de un país que este martes contaba con cerca de 800 casos de Covid-19. Por el momento, una situación mucho más controlada que la que viven los universitarios leoneses en Italia.

Álvaro Otero asegura que "por ahora, hay vida normal" y se ve a familias paseando con los hijos a pesar de que el gobierno rumano comienza a tomar medidas restrictivas. Hasta el sábado los centros comerciales siguieron abiertos y todavía se permite a los ciudadanos hacer deporte al aire libre. "Estamos en cuarentena pero no tan dura como en España. Por ejemplo, yo puedo salir a correr o a dar un pequeño paseo cerca de mi residencia de estudiantes", comenta Álvaro Otero.

En Rumanía pueden salir grupos de hasta tres personas juntos a la calle, pero siempre se debe llevar encima un documento rellenado previamente en el que se especifica la razón por la que no se está en casa: realización de compras, ir al médico, práctica deportiva... "Mi madre, como buena madre que es, está preocupada. Estamos en contacto todos los días y ellos me han dicho de volver pero están todos los vuelos cancelados. Esperaré a que haya un vuelo de repatriación", explica el estudiante leonés.

Álvaro Otero también se muestra satisfecho con el papel que está jugando la ULE. Según explica, la institución académica leonesa le ha dado la opción de cancelar la beca y reincorporarse a las clases. "La ULE ha contactado con nosotros en todo momento, hemos hecho un grupo de 'Telegram' y nos manda correos con información y encuestas. Con la Universidad estoy satisfecho y han dejado claro que no se han olvidado de nosotros", valora el futuro ingeniero.
Volver arriba
Newsletter