Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Carta a Felipe VI

Carta a Felipe VI

OPINIóN IR

03/12/2019 A A
Imprimir
Carta a Felipe VI
Consciente de la insignificante repercusión de mis artículos y aun a sabiendas de que nunca llegarás a leerla (o sí), te escribo esta carta, al menos como un desahogo personal, y también para compartir con alguno que otro lector la misma inquietud.

Ciertamente no has sido elegido mediante una votación por los ciudadanos españoles, al contrario de lo que sucede con el que será nuestro futuro gobierno, fruto de unas elecciones democráticas. No obstante un día el pueblo español votó mayoritariamente una constitución que da legitimidad a tu puesto de Jefe de Estado. Imagino que no se te escapa que no faltan españoles que desearían que en lugar de un rey tuviéramos un presidente de la república elegido cada cuatro o cinco años. Más elecciones todavía y probablemente más oportunidades para la división y confrontación. Personalmente, y por esta razón, prefiero la monarquía parlamentaria. Garantiza mucho mejor la unidad y la estabilidad. Te queremos.

Las personas más importantes e influyentes en nuestra vida no son fruto de una votación y, sin embargo, las aceptamos con total normalidad. Por ejemplo nuestros padres, nuestros profesores, nuestros médicos, nuestros jueces, nuestros policías y demás garantes de la seguridad, nuestros sacerdotes, obispos, papas… Por supuesto que no renegamos ni mucho menos del sistema democrático, pero no siempre podemos decir lo mismo de aquellos que hemos elegido y que más de una vez elegimos o eligen mal. Y, cosa fácil de demostrar, el pueblo puede equivocarse.

La razón principal de esta carta es que el que presuntamente será nuestro futuro gobierno te la tiene jurada y va a por ti. Sus principales apoyos no te quieren, están claramente a favor de la república, unos queman tus retratos, otros hacen manifestaciones en tu contra y al que pudiera parecer constitucionalista, al futuro presidente de gobierno, eso no le importa con tal de mantenerse en el poder. Incluso más de una vez ha pretendido suplantarte, y no solo en el famoso besamanos. Y ahora no ha tenido la delicadeza de esperar a que se constituyan las Cortes y a que llames a consulta a los líderes de los diferentes partidos y se ha precipitado a organizar el futuro gobierno sin contar contigo. Mala educación.

Ya sé que tu poder es muy limitado, de la misma manera que un padre no puede ejercer su potestad con los hijos mayores de edad, lo que no significa que tenga siempre que estar callado. Somos muchos los que no veríamos mal que ante lo que se avecina no tengas miedo tener algún gesto especial por el bien de España.
Volver arriba
Newsletter