Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Cárnicos de Fornela: Ganadería vocacional y de alta calidad

Cárnicos de Fornela: Ganadería vocacional y de alta calidad

ACTUALIDAD IR

Elaboración de cachopo de productos cárnicos Valle de Fornela. | L. N. C. Ampliar imagen Elaboración de cachopo de productos cárnicos Valle de Fornela. | L. N. C.
Valentín Carrera | 30/01/2016 A A
Imprimir
Cárnicos de Fornela: Ganadería vocacional y de alta calidad
Bierzo innova y emprende «Para mí la ganadería y el campo son un estilo de vida. No es una moda pasajera»
Cuantos amamos los valles del Bierzo, Cabrera, Ancares, Fornela... No podemos evitar un nudo en el estómago y una sensación de desasosiego cuando vemos una hermosa, fantástica naturaleza, sí, y unos pueblos cada vez más desiertos y abandonados. Casas cerradas, escuelas sin niños... Pueblos sin horizonte vital, pueblos-pensionistas, condenados a envejecer sobrecogidos sin más. Por eso, cuando frente al fantasma de la soledad y el abandono, alguien emprendedor, vocacional, toma sobre sus hombros jóvenes y voluntariosos el empeño de apostar por una industria radicada en el corazón de un valle como el de Fornela, una industria ecológica y sostenible, adecuada al sagrado territorio natural que la acoge, cuando alguien da ese paso y lo hace con el corazón y la cabeza, estamos ante un ejemplo de emprendimiento social que merece respeto y apoyo.

Es el caso de la empresa Productor Cárnicos Valle de Fornela, creada por el emprendedor Octavio Cordero Ramón, en las montañas de Fornela, cerca de Chano, una empresa dedicada a la venta de carne de vacuno de alta calidad, procedente exclusivamente de la alta montaña berciana.

Cárnicas de Fornela se caracteriza por dos notas distintivas frente a otras carnes que hay en el mercado: una, realiza y controla todo el proceso de producción, desde la selección genética y el pasto hasta el consumidor final. Y dos, su apuesta es ecológica, sostenible, en palabras de Octavio Cordero, profesional con formación en Explotación Agropecuaria y Agricultura Ecológica: «Para mí la ganadería y el campo son un estilo de vida. No es una moda pasajera. Llevo desde niño entre las vacas, corriendo por los prados... No me veo en otra profesión, entre ordenadores e impresoras». Mucho más que un simple negocio, el beneficio social forma parte de su proyecto vital.

El proceso de producción se inicia en el cuidado genético de los animales, la búsqueda de las mejores razas de vacuno, como la Black Angus, y en particular la colaboración de Cárnicos Valle de Fornela con la Universidad de León en el proyecto de recuperación de la raza vacuna autóctona del Bierzo. En segundo lugar, los pastos naturales, al aire libre, en las montañas de Fornela, durante todo el año hasta que el ganado alcanza el tamaño y peso adecuados. En tercer lugar, y es una garantía no menor, Cárnicas Valle de Fornela tiene sala de despiece propia en Ponferrada: «Nuestra carne pasa solamente por nuestras manos desde que sale de la montaña hasta que llega a su hogar».

La empresa está diversificando sus productos; además de la carne en chuletas, ya comercializa hamburguesas, embutidos, especialmente la cecina, y el cachopo berciano, a saber: filete extra de ternera, queso fresco de cabra cremoso Veigadarte, virutas de cecina de lujo y una ultima capa de migas de queso en rulo con mas tiempo de curación. Innovación y emprendimiento en el valle de Fornela y en la mesa berciana.

Más información:
Cárnicos Valle de Fornela en Facebook
www.ganadosfornela.com
Pedidos a través de Cerezas del Bierzo
Volver arriba
Newsletter