Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Broche final a una dilatada y meritoria carrera judicial

Broche final a una dilatada y meritoria carrera judicial

ACTUALIDAD IR

Imagen de vídeo
Rosa Álvarez | 17/01/2019 A A
Imprimir
Broche final a una dilatada y meritoria carrera judicial
Justicia La magistrada jubilada María Dolores González Hernando recibe con "orgullo" la Cruz de S. Raimundo de Peñafort. "He demostrado mi valía con esfuerzo y tesón"
«Los méritos contraídos en su actividad profesional, dedicación y profesionalidad en la carrera judicial» fueron los factores que se tuvieron en cuenta a la hora de conceder la Cruz de San Raimundo de Peñafort a María Dolores González Hernando, magistrada jubilada del Juzgado de Primera Instancia número 7 de León, que recibió esta distinción este jueves con satisfacción y pensando en ella como el «broche final» a su carrera profesional. «Esta Cruz de la Orden distinguida de San Raimundo de Peñafort supone un orgullo para mí. Ha sido promovida por el Ilustre Colegio de Abogados de León y estoy muy agradecida, primero por mi condición de profesional de la carrera judicial y en segundo lugar por mi condición de mujer. Además, también porque representa el cariño y afecto de todos los profesionales de la Justicia», aseguró antes de que arrancara el acto.

González Hernando, que fue la primera juez en León, subrayó que el ejercicio de la profesión ha cambiado mucho desde sus inicios –hace algo más de tres décadas– y consideró que la mujer «debe estar en todos los niveles y en todos los cargos y, sobre todo, en igualdad de condiciones». Para ellas, dijo, no quedan muchos territorios por conquistar dentro de la profesión, aunque valoró como «deseable» que tengan más presencia. Durante años ha demostrado su valía «con esfuerzo y tesón» y ahora, ya jubilada, afirmó sentirse «muy tranquila de poder responder y agradecer al Colegio de Abogados de León esta iniciativa».

El acto, que se desarrolló en la Audiencia Provincial, estuvo presidido por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción. El decano del Colegio de Abogados de León, Fernando Rodríguez Santocildes, fue, por su parte, el encargado de pronunciar la ‘Laudatio’ de la condecorada, que fue apadrinada por Javier Amoedo Conde –su preparador de oposiciones– y por Jesús López-Arenas.

González Hernando se licenció en Derecho por la Universidad de Oviedo. Tras aprobar las oposiciones a juez de distrito fue destinada a O Barco de Valdeorras y posteriormente a La Bañeza. Desde ahí, y tras superar las pruebas preceptivas, accedió como juez de ascenso al Juzgado de Distrito número 3 de Salamanca y de ahí al Juzgado de Distrito número 3 de León, que después se convertiría en el Juzgado de Primera Instancia 7, donde permaneció hasta su jubilación. En el año 1991 fue nombrada Mujer Trabajadora del Año de León con motivo del Día 8 de Marzo.
Volver arriba
Newsletter