Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Bayón, el leonés que empezó estudiando piano en León y que triunfa en Europa

Bayón, el leonés que empezó estudiando piano en León y que triunfa en Europa

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 24/02/2020 A A
Imprimir
Bayón, el leonés que empezó estudiando piano en León y que triunfa en Europa
Música El leonés acaba de recibir el diploma de doctor habilitado de la Universidad de Música Federico Chopin de Varsovia, siendo el primer español en lograrlo
Emilio Bayón inició sus estudios de piano en su León natal con 8 años; después tuvo que irse a Oviedo y de ahí a medio mundo. En la actualidad vive y trabaja en Varsovia, donde acaba de lograr un hito importante en su brillante carrera, acaba de recibir el diploma como doctor habilitado de la Universidad de Música Federico Chopin de Varsovia. Es un artista feliz que repasa los muchos sacrificios que ha hecho por la música, sus años en León, sus ganas de visitar su tierra...

–¿Acaba de recibir el diploma como doctor habilitado de la Universidad de Música Federico Chopin de Varsovia, ¿qué supone?, ¿qué significa?
–Supone un gran logro, mucho mayor de lo que se pueda imaginar. Hay incluso polacos que ni lo intentan porque saben lo que conlleva, con lo cual, me siento muy orgulloso de haberlo logrado y en un tiempo récord (hay personas que llegan a necesitar cinco años para completar el proceso y yo lo hice en menos de uno). Este tipo de cuestiones son únicamente válidas si tienes un objetivo investigador o académico. En mi caso, ejerciendo ambos, significa una mayor libertad de movimientos en el campo de investigación; los artículos que estoy publicando van a tener mayor consideración, la oferta divulgativa se ampliará, etc. y en enseñanza, el siguiente paso ya es una cátedra, sin olvidar que los procesos y requisitos son diferentes a los exigidos en España.

–¿Es el primer doctor habilitado en la nueva legislación y el primer músico español en recibir este grado en esa Universidad de Varsovia; ¿cómo se logra?, ¿qué hay detrás?, ¿Qué siente al cumplir una nueva etapa?
–Se logra como se logran todas las cosas que merecen la pena, con inteligencia y mucho trabajo. No menciono esfuerzos y sacrificios, porque han formado parte de mi vida desde el principio, y no creo que lleguen a desaparecer nunca. Lo que hay detrás es una muy buena planificación de objetivos y trabajo, bien calculado y dosificado ya que también hay plazos que cumplir entre muchas otras cosas. En cuanto a como me siento… primero, muy cansado, pero hay que seguir trabajando. Por supuesto que me siento muy orgulloso y satisfecho por el trabajo que he realizado y el reconocimiento de una institución como es la Universidad de Música Federico Chopin, que sigue teniendo un estatus internacional.

–¿Cómo recuerda sus primeros pasos en León?
–Jajajajajajajaja mis primeros pasos en el Conservatorio de León fueron catastróficos ¡llegue a repetir incluso preparatorio de piano! jajajajajajajaja Afortunadamente María Jesús Ayala me admitió como alumno ya en mi cuarto curso y a partir de ahí he tenido un ascenso, discontinuo, pero ascenso al fin y al cabo. En armonía tuve una experiencia similar: un comienzo desastroso y un final apoteósico, incluida una buena reprimenda de mi último profesor por no presentarme a Matricula de Honor; que a día de hoy, aún no sé porqué no me presenté.

–¿Cómo ve el ambiente musical en la ciudad?
–En León tenemos algunas figuras importantes que se preocupan por dar una vida musical a la ciudad organizando varios tipos de festivales y eventos del que los leoneses se pueden nutrir, pero es una gran pena que no exista un teatro donde poder representar ópera, aunque el auditorio de león hace alguna que otra representación, pero no es lo mismo. La oferta musical, muy a pesar de los grandísimos esfuerzos de esas personas, sigue siendo mínima, y sin cultura no somos diferentes de cualquier otro mamífero, y a veces esa parece ser la intención. Me produce una profunda pena que las inversiones en cultura y educación apenas sirven para llegar al mínimo.

–¿Conoce toda la problemática que rodea al nuevo edificio del Conservatorrio de León?
–Por supuesto. No puedo obviar ese gran problema que supone el edificio del Conservatorio de León. Es importante que entendamos que sin música, la vida no sería vida. Utilizamos música para todo, para cualquier tipo de actividad, pública o privada, y es en centros como el Conservatorio donde esa música, que de un estilo u otro nos gusta a todos, tiene su cantera, no podemos permitirnos el lujo de empeorar lo que tenemos, sino mejorarlo. Yo mismo he formado parte de la cantera de ese Conservatorio.

–¿De León se fue a Oviedo y después ya recorrió “medio mundo” (Madrid, Estados Unidos, Alemania…) , ¿es el destino de los músicos o es fruto de la falta de cultura musical en gran parte de España?
–Cada cual tiene sus propias razones para emigrar. En mi caso se trató de una cuestión práctica, es decir, en España no existe formación específica en mi especialidad y yo estaba ansioso por recibir algún conocimiento más concreto que lo que podía deducir por mi mismo tras años de experiencia; que tengo que destacar que no me arrepiento de nada de lo que hice y todo aquel acompañar a alumnos dentro y fuera del Conservatorio, siendo el Basso Continuo de la orquesta de alumnos, fijo e intermitente, todas aquellas actividades me han sido de mucho valor. Pero igualmente, como pianista acompañante, necesitaba una confirmación que estaba en el buen camino y la respuesta la tuve primero en Francia con Dalton Baldwin (que ha muerto recientemente) y posteriormente en Boston con Shiela Kibbe de la que he aprendido mucho. Cada uno de nosotros, no importa la profesión, ha de encontrar el trabajo ideal. Al igual que en otras profesiones, algunos tienen suerte, y otros tienen que trabajar más para conseguirlo, y algunos de rinden antes siquiera de intentarlo y terminan trabajando en cualquier otra cosa. Tampoco hemos de olvidar que cada cual tiene sus circunstancias personales que también dirigen sus destinos profesionales.

–¿Las nuevas tecnología ayudan?
–Hace años podríamos de hablar de falta de algo, en este momento y con las nuevas tecnologías que nos dan acceso a tantísimas cosas, no creo en la falta de algo, excepto en la falta de interés. Falta de interés, por los motivos que sean, de invertir, ya no en música, sino en arte y cultura.

–¿Se cuida en España la música en la educación?
–En educación, la música siempre fue lo que llamábamos “una maría”, que casi sólo con asistir aprobabas. Lo importante de la educación es despertar la curiosidad del alumno, no la transmisión de conocimientos. Si al alumno se le traspasa curiosidad, por sí mismo obtendrá más conocimientos de los que pueda transmitir un profesor; e igualmente despertará y activará su mente. Parece ser que estas premisas no son del agrado de muchos y también muchos docentes son trabajadores, no educadores, y esta es una profesión vocacional de quien depende el futuro de las futuras generaciones, estamos desestimando la importancia de profesores y maestros (incluso perdiéndoles el respeto) y pagaremos por ello.

–¿Ha ofrecido varios conciertos en León, ¿tienes en el horizonte regresar a su tierra?
– He ofrecido conciertos en la provincia de León y en otros lugares que tampoco viene al caso amentar. Si te refieres a si voy a regresar a León permanentemente la respuesta es no, a no ser que alguien me haga una gran oferta jejejejejeje Si te refieres a si voy a dar más conciertos en León, te diría que sí. No tengo nada en perspectiva para los leoneses en este momento, pero sí me gustaría poder ofrecer un concierto a solo en el Auditorio, creo que es el único sitio en el que aún no he actuado… ¡Perdón! sí que participé en una calamitosa producción de ópera, hace años, con una pequeña intervención al órgano, y me gustaría resarcirme de aquella hecatombe de producción.

–Hablaba al principio de la entrevista de logros que músicos de otros países ni intentan, ¿se valoran los músicos españoles en su justa medida?
–Sinceramente, no. Me gustaría recalcar que los españoles no somos tan mal músicos como pensamos. Tras todos estos años en el extranjero y habiendo visto lo que he visto, puedo decir que en España tenemos muchísimos talentos, tan sólo necesitamos un poco de guía y disciplina.
Volver arriba
Newsletter