Publicidad
Bandera roja

Bandera roja

OPINIóN IR

25/07/2021 A A
Imprimir
Bandera roja
Divide y vencerás. La máxima proclamada y estratégicamente utilizada por Julio César y Napoleón –cada uno en su lengua y en momentos históricos completamente distintos– sigue siendo clave en la sociedad actual. Cuanto más fragmentados estamos –que no es poco–, más facilidad y poder tienen para influir sobre nosotros. Desconfianza y temor son las emociones más difundidas de este modo. Y nosotros, como pececillos hambrientos, picamos en su anzuelo. Quizá no necesitemos alimentos, pero sí verdad, seguridad y estabilidad: justo aquello que nadie –por mucho que llenen sus bocas– nos está proporcionando.

El alarmismo es una constante en nuestro día a día, especialmente desde que comenzó la pandemia. Si antes reinaba la desinformación y muchos pensábamos que este virus no sería tan letal como realmente ha sido, ahora nos domina la desconfianza. En los últimos días he perdido la cuenta de los titulares amarillistas que he leído. En concreto, recuerdo uno que llamó mucho mi atención: un 22 % de las personas vacunadas con la dosis completa había fallecido. Dicho así, la inoculación parece ineficiente e, incluso, peligrosa. La realidad es que era un estudio a 152 personas y solo el 6 % estaba completamente sano; el 94 % restante sufría de cáncer, de insuficiencias cardiacas y respiratorias o de otras enfermedades. Así yo también tengo un buen titular, amigos, pero nuestro deber no es meter miedo en la población, sino todo lo contrario.

Cada día estamos más separados, más enfrentados entre nosotros y más sumisos ante aquellos que nos lideran. No podemos dejar que, a través de redes sociales y determinados medios de comunicación que actúan como voceros de unos y otros, nos dividan cada vez más. El poder que se ejerce mediante el miedo y la desconfianza no es democracia y tampoco es libertad. Hemos de gritar y luchar contra las injusticias, la opresión y la espiral de violencia en la que estamos sumidos, pero su logro solo se consigue mediante la unidad y el pensamiento crítico. Solo así callaremos discursos populistas y cargados de odio, solo así seremos una sociedad mejor.
Volver arriba

Newsletter