Publicidad
Miércoles, 30 de septiembre de 2020 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú
Aquel viejo Viejo Riaño

Aquel viejo Viejo Riaño

CULTURAS IR

La familia Rodríguez Rivera-Riquelme ‘desembarcan’ en el viejo Riaño, con un más que lujoso coche de época. Ampliar imagen La familia Rodríguez Rivera-Riquelme ‘desembarcan’ en el viejo Riaño, con un más que lujoso coche de época.
Fulgencio Fernández | 31/05/2020 A A
Imprimir
Aquel viejo Viejo Riaño
Historia Cómo era Riaño entre 1926 y 1934 es hoy más fácil de imaginar a partir de la colección de fotos de esa época que aporta una familia de veraneantes: ‘El album de Rosina’
Ese impresionante e impagable fondo documental —y por tanto historia— que es Riaño - Siglo XX, con más de 1500 fotografías, que dieron lugar a varias exposiciones en el Museo de Riaño (en los años 2008, 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015)acaba de recibir, y ya muestra, una nueva colección aporta muchas imágenes e historias, sobre una de las épocas que más falta hacía, por ser muy antigua, e, incluso, por aportar una visión nueva, ya que se trata de una donación de una familia de veraneantes que acudió al pueblo hoy anegado entre los años 1926 y 1934 y poseía muchas fotografías.

Esta colección de la familia ovetense Rodríguez de Rivera Riquelme ha sido incorporada como ‘el álbum de Rosina’ y se presentan «un retrato familiar de las vivencias veraniegas en Riaño, donde acudía el nutrido grupo familiar desde Oviedo a disfrutar de su paisaje, lugares y paisanaje. 70 imágenes únicas». Fotos que, siguiendo los pies anotados en las propias imágenes, permiten viajar a aquellos lejanos años en el viejo Viejo Riaño. No solamente están los miembros de la numerosa familia, sus excursiones, el precioso coche de época... también están los vecinos, los caseros, los prados y las eras de Señal, las faenas agrícolas, los pontones de madera... y su casa, en la que han anotado con bonita letra: «Riaño y una casita aprovechada».

En las imágenes aparece ‘la abuela de la casa’, María hilando con lana parda; también los amos de la casa en el barrio de Señal, Ángel y Jesusa, con fotos en el pequeño portalón aledaño donde se trabaja armando ruedas de carro... o el Parador de Riaño, en las fotos finales, cuando regresaron a ver el pueblo en 1962.

Suma mucho a la filosofía de este álbum: «dar a conocer a todo el mundo el rico patrimonio cultural y costumbrista que atesoraban nuestros queridos pueblos hoy desaparecidos: Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa del Rey, Riaño, Salio... el pueblín de siempre.
Volver arriba  Volver arriba
Newsletter