Publicidad
Aparicio Belmonte acercó su "humor cuajado de vida"

Aparicio Belmonte acercó su "humor cuajado de vida"

LNC CULTURAS IR

Juan Aparicio Belmonte en un momento de la presentación de ‘Pensilvania’ charlando con el novelista Luis Artigue, su presentador. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Juan Aparicio Belmonte en un momento de la presentación de ‘Pensilvania’ charlando con el novelista Luis Artigue, su presentador. | MAURICIO PEÑA
Fulgencio Fernández | 23/05/2022 A A
Imprimir
Aparicio Belmonte acercó su "humor cuajado de vida"
Literatura ‘Pensilvania’, la novela del leonés nacido en Londres Juan Aparicio Belmonte, fue el aliciente poco disfrutado de la jornada de este domingo en una feria que este lunes sigue con una apuesta por los temas leoneses e históricos
La Feria del Libro de León, que se movió entre el buen día y la amenaza de lluvia, vivió otra buena jornada de asistencia de visitantes (que no de asistentes a las presentaciones) y una presencia en feria que debería ser muy especial para esta cita, la de uno de los autores que viene pegando con más fuerza y con una novela, Pensilvania, realmente singular, diferente, muy de su autor que es tanto como decir sorprendente y ambiciosa. Era Juan Aparicio Belmonte, nacido en Londres con sangre leonesa y que casi coincidiendo con su presencia en León escribía sobre su novela otro escritor, José Ángel Mañas: «La literatura es, ante todo, un punto de vista sobre las cosas, que es la manera natural de decir que se tiene una visión del mundo o, si se quiere ser pedante, una weltanschauung. Es lo primordial en literatura. (...) Eso es lo primero que distingue a Juan Aparicio de la mayoría de los escritores actuales. Tiene una visión cuajada de la vida y encima sabe articularla con humor, porque la visión del mundo tiene mucho que ver con el humor. El mejor humor –el humor inteligente, el de verdad- siempre nos descubre un ángulo nuevo sobre las cosas. Woody Allen –quizás el artista a quien más se parezca Aparicio- es el paradigma de ese humor personal, intransferible y capaz de desvelarnos facetas sorprendentes de la realidad. Juan tiene esa genialidad del humor, un humor que en su caso además es hiriente, porque tiene un don para resaltar las miserias e incoherencias de los demás… y también las propias, por supuesto».

Se lo ‘robo’ porque es una seña de identidad de Juan Aparicio, que este domingo presentó su novela apadrinado por otro novelista singular, Luis Artigue. Los leoneses no estuvimos excesivamente atentos a esta presencia.

Y hoy lunes, sigue la Feria del Libro de León con una jornada en la que Los relatos mitológicos y misteriosos relacionados con la provincia leonesa tomarán el protagonismo, con actosn como la charla ‘Mitología y misterios leoneses’ en la que participarán el historiador Carlos Javier Taranilla de la Varga junto a Alicia Valmaseda y Patricia María Merino, autoras de Mitoloxía llionesa pa pintare. «Las historias mitológicas se transmitían antes de abuelos a nietos, ahora hay una gran brecha de desconocimiento, por eso nos pareció interesante que los niños, a través de la pintura, tuvieran unos pequeños relatos que excitaran su imaginación», explica Valmaseda, «el libro es trilingüe y tiene textos en leonés, castellano e inglés».

Las actividades infantiles están teniendo buena acogida y hoy, a partir de las 17:30 horas, en colaboración con las Bibliotecas Municipales del Ayuntamiento de León, la periodista de profesión y escritora por afición María José Floriano Novoa impartirá un taller de escritura creativa titulado Don croqueto, dirigido a niños a partir de 5 años. Basado en el libro homónimo publicado en la editorial Amigos de Papel, el taller se basa en un personaje que es un payaso excepcional, que trae esperanza, alegría y mucha risa a los más pequeños, gracias a unas ilustraciones espectaculares que rebosan alegría y color. Para inscribir a los niños y niñas en el taller, hay que escribir un correo a librerosleon@gmail.com con el asunto ‘Talleres Feria del Libro’, facilitando el nombre, edad y teléfono de contacto.
Volver arriba
Newsletter